Hacienda reduce pronóstico de crecimiento para 2017

La SHCP bajó su estimación de crecimiento para este año de entre 1.3% y 2.3%, luego de que en septiembre pasado lo ajustara entre 2% y 3%

Por Notimex

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) entregó al Congreso de la Unión los Precriterios de 2017, en el cual redujo su pronóstico de crecimiento para este año de entre 1.3% y 2.3%, comparado con el estimado en el mes de septiembre pasado donde lo ajustó entre 2% y 3%.

En el documento, que analiza la evolución económica reciente y actualiza las perspectivas sobre la situación de la economía nacional y estimaciones de finanzas públicas para el cierre de 2017, precisó que este rango de crecimiento incorpora resultados positivos en materia de producción, empleo e inversión observados en México en los primeros meses del año.

Además, apunta posibles impactos de la incertidumbre respecto a las políticas del gobierno de Estados Unidos, en las decisiones de consumo e inversión, señalando que dicha inseguridad ha disminuido sustancialmente en el transcurso de los últimos dos meses.

Respecto al tipo de cambio, indica que el nivel de 19 pesos por dólar es conservador desde el punto de vista fiscal y congruente con las tendencias recientes, y se estima una inflación anual de 4.9%.

La SHCP explica que la estabilidad y el crecimiento sostenido de la economía mexicana se apoya en tres pilares: una política fiscal prudente, otra monetaria independiente y creíble. Además, una amplia y profunda agenda de 11 reformas estructurales que contribuyen a explicar un desempeño económico positivo.

Destaca que las proyecciones contemplan un precio promedio anual de la mezcla mexicana de exportación de petróleo de 42 dólares por barril, (en línea con los precios observados durante 2017 y con los precios implícitos derivados de los futuros comerciados en los mercados internacionales) y una plataforma de producción de petróleo de mil 947 millones de barriles diarios –consistente con el PEF 2017 y el nuevo Plan de Negocios de Pemex, que busca optimizar la rentabilidad y explotar las oportunidades que ofrece la Reforma Energética.

En consecuencia, refiere que para este año se anticipa el cumplimiento puntual de las metas fiscales, con unos Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) y un superávit sin inversión de alto impacto equivalentes a 2.9 y 0.1% del Producto Intertno Bruto (PIB), respectivamente, así como el primario desde 2008, igual a 0.5% del PIB y ligeramente mejor al estimado en Criterios Generales de Política Económica (CGPE) 2017.

En el escenario central y en caso de no presentarse movimientos abruptos en el tipo de cambio, se espera que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) descienda a 49.5% del PIB, de conformidad con el programa multianual de consolidación fiscal.

Estas proyecciones de finanzas públicas para el cierre de 2017, anota, no consideran el entero del Remanente de Operación de Banco de México (ROBM), por lo que el cumplimiento de las metas fiscales no se sustenta en la recepción de dichos recursos.

Respecto a las proyecciones para 2018, el documento destaca que se estima una disminución en la incertidumbre económica que redunde en un mayor crecimiento económico, lo que se refleja con un rango estimado del PIB de entre 2.0 y 3.0re, y una estimación puntual de 2.5 por ciento, lo cual refleja una estabilización en los efectos de las políticas de Estados Unidos.

Así como un tipo de cambio al cierre del año de 19.1 pesos por dólar; un incremento moderado en los precios del petróleo, a 46 dólares por barril, que toma en cuenta los acuerdos recientes tomados por la Organización de Países Exportadores de Petróleos (OPEP); un aumento en la plataforma de producción de petróleo a 2,006 mbd y un crecimiento inercial de los ingresos tributarios, consistente con el Acuerdo de Certidumbre Tributaria.

De esta forma, se estima que en 2018 los ingresos presupuestarios serán mayores en 141.3 mil millones de pesos respecto al monto previsto en la Ley de Ingresos de la Federación de 2017, donde el 60% del aumento se explica por mayores ingresos tributarios, derivados de la recuperación en la actividad económica.

En términos de gasto, al considerar la inversión de alto impacto económico y social, el gasto neto presupuestario pagado aumenta 71.3 mil millones de pesos o 1.4% en términos reales en relación con lo aprobado en 2017.

Además, la conclusión del estímulo contracíclico y de la trayectoria multianual de consolidación fiscal, planteados en los Criterios Generales de Política Económica 2014, implican que el gasto programable pagado incluyendo la inversión de alto impacto económico y social requerirá un ajuste por 43 mil 800 millones de pesos con respecto al PEF 2017, equivalente a 0.2% del PIB.

La SHCP recordó que la administración del presidente Enrique Peña Nieto trazó, en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) 2014, un plan multianual encaminado a impulsar la economía por un periodo de tiempo bien delimitado, dado un entorno de debilidad económica global y volatilidad en los mercados financieros, así como apoyar la implementación de las Reformas Estructurales.

Desde entonces, el Gobierno Federal ha cumplido las metas trazadas anualmente para preservar la estabilidad macroeconómica, garantizar finanzas públicas sanas y, al mismo tiempo, detonar la productividad y el crecimiento económico en el país.

Destacó que el pasado 28 de marzo, el Banco de México (Banxico) informó al Gobierno Federal el Remanente de Operación correspondiente al ejercicio fiscal 2016, por un monto equivalente al 1.5% del PIB.

La aplicación de dichos recursos, en estricto apego a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH), implica una revisión de las estimaciones de cierre para 2017.

La dependencia señaló que los Precriterios 2017 se presentan en un entorno externo adverso, en particular, la economía global ha experimentado un episodio prolongado de crecimiento moderado, volatilidad en los mercados financieros e incertidumbre geopolítica.

Sin embargo, en los últimos meses comienzan a observarse señales de un crecimiento sincronizado a nivel mundial que, junto con el desempeño positivo de las finanzas públicas y del mercado interno durante 2016, permiten anticipar el cumplimiento puntual de las metas fiscales en 2017 y 2018.

 

TE RECOMENDAMOS:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo