Cláusulas abusivas encarecen 10% los servicios financieros: Condusef

La autoridad financiera ha detectado hasta mil 115 cláusulas abusivas e impuesto multas de hasta 160 mil pesos contra instituciones financieras.

Por Mario Mendoza
Foto | Especial
Cláusulas abusivas encarecen 10% los servicios financieros: Condusef

Las cláusulas abusivas son un riesgo latente en los contratos que expiden los bancos e instituciones de ahorro del país, que pueden encarecer entre 8 y 10% los productos financieros.

Se trata de disposiciones que provocan desequilibrios, pagos adelantados, cargos improcedentes y cobros sin consultar al cliente e informarle el monto, fecha o mecanismo aplicado.

Así lo explicó Luis Fabre Pruneda, vicepresidente técnico de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), quien reportó que dicho organismo federal ha detectado hasta mil 115 cláusulas abusivas en los últimos años.

“Una cláusula abusiva es cualquier término, estipulación o condición establecida en los contratos que firma el público para tener acceso a los servicios financieros.

“Éstas provocan un desequilibrio entre los derechos y obligaciones de las instituciones y clientes, con una afectación fundamentalmente patrimonial o legal contra los usuarios”. dijo.

Cláusulas y contratos

En una entrevista con Publimetro, el funcionario señaló que existen 23 “supuestos legales” que sirven para identificar las cláusulas abusivas, los cuales están disponibles en la página electrónica de la Condusef.

Reconoció que tales supuestos son muy técnicos, por lo que es necesaria la ayuda de los asesores de la comisión, para determinar si existen elementos en sus contratos que configuren o den cuenta de una cláusula abusiva.

Indicó que tales disposiciones no pueden ser prevenidas por los clientes de la banca, porque están contenidas y son parte de los contratos de adhesión, los cuales no se pueden modificar o negociar al momento de firmarlos.

“Por ejemplo, todos firmamos el mismo contrato al solicitar una tarjeta de crédito y nadie puede modificar esas cláusulas; y muchas de ellas se repiten para créditos hipotecarios, de nómina, ahorro o inversión, porque son parte de las condiciones generales solicitadas por las instituciones”, detalló.

Casos más recurrentes

Los casos que se presentan con mayor frecuencia, según Fabre, son los siguientes:

  • El pago anticipado y total de un crédito personal después de que el cliente cancela la cuenta de depósito, donde se hacían el cobro de las mensualidades correspondientes. Ello es muy típico cuando hay cambio del depósito de su quincena a otro banco.
  • El cargo o descuento de las mensualidades incumplidas, a través de una cuenta de depósito, nómina o ahorro que el cliente mantiene con la institución financiera; pero sin que se le informe el mecanismo, monto y fecha de la toma del dinero.
  • La aplicación de intereses moratorios sobre el saldo insoluto o total del crédito y no sobre el saldo o mensualidad vencida. Esto representa una carga desproporcionada para el usuario, ya que afecta de forma directa a su patrimonio.
  • Pedir el pago total de un préstamo o financiamiento, cuando el cliente solicita cancelación por pago anticipado de un segundo crédito contratado con la misma institución. Por ejemplo, el usuario contrata un crédito automotriz y un préstamo de nómina, pero decide –por convenir a sus intereses– pagar por adelantado el préstamo, lo que origina que la institución solicite el cobro total del crédito automotriz.

¿Cuántos casos hay registrados?

Luis Fabre señaló que en 2014, cuando fueron establecidos los 23 supuestos de cláusulas abusivas, la Condusef localizó “bastantes” casos en la banca múltiple, con un total de 370.

En segundo lugar, se colocaron las cooperativas de ahorro y préstamo, que es un sector preocupante porque va al sector popular y “ahí encontramos 361 cláusulas abusivas”.

En las Sociedades Financieras Populares (Sofipos) –que son entidades de microfinanzas, facultadas para recibir depósitos, otorgar préstamos y hacer transferencias a sus agremiados, como Ficrea– se han detectado 182 casos.

Mientras que en las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes) no reguladas –cuyo objetivo principal es otorgar crédito– se ubicaron 167, de 2014 a la fecha.

5 pasos para denunciar una cláusula abusiva

  1. Para denunciar un caso de cláusulas abusivas, la autoridad te recomienda:
  2. Acudir a la Condusef para presentar una reclamación.
  3. El procedimiento se puede hacer por internet, a través de la página de Internet www. condusef.gob.mx.
  4. Acudir personalmente a la oficina más cercana de la misma institución, presentar una identificación oficial y el contrato en cuestión. Señalar la cláusula que encuadre en alguno de los 23 supuestos establecidos y pedir la confirmación correspondiente.
  5. En caso de encontrar elementos referentes a uno o varios de los supuestos establecidos como cláusulas, la Condusef notifica y llama a la institución financiera correspondiente, para que suprima o reintegre los recursos que fueron comprometidos de manera abusiva.
  6. El procedimiento y la resolución se lleva entre 35 y 40 días, pero la buena noticia es que 85% de los casos son resueltos a favor del cliente.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo