Hacienda va por funcionarios Gobierno coludidos en robo de combustibe

El titular de Hacienda señaló que se implementa una estrategia de inteligencia financiera para ubicar quienes participan el robo de gasolina y diésel.

Por Mario Mendoza

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, advirtió que el gobierno llegará “hasta las últimas consecuencias” en el combate al robo de gasolinas, incluso contra los funcionarios de los tres niveles de gobierno que estén involucrados.

Indicó que la dependencia a su cargo tienes una estrategia y mecanismos de inteligencia financiera para detectar a los participantes en el ilícito e integrar los procesos judiciales correspondientes.

Cuestionado sobre hasta dónde van a llegar en dicho proceso, cuando hay presidentes municipales involucrados en el problema, mientras que los gobierno estatales han permitido que el problema crezca, el titular de Hacienda respondió:

"Se llegará hasta las últimas consecuencias con cualquiera de las partes involucradas; sean los que están involucrados en el robo o sean quienes participan en la adquisición del producto robado

"Y también contra las autoridades involucradas, en cualquier nivel de Gobierno o cualquiera que sea su desempeño".

Cuál es la estrategia de Hacienda

Durante una reunión con medios de comunicación, Meade señaló que Hacienda y el gobierno federal tienen cuatro líneas de acción:

  • Primera: una reunión semanal –llevada a cabo todos los lunes– con el presidente Enrique Peña Nieto, donde las autoridades involucradas revisan y afinan las estrategias contra el robo de combustibles, en particular de gasolina y diésel, cuyas medidas se aplicarán a nivel local
  • Segunda: un diálogo permanente entre la Secretaría de Hacienda, la Procuraduría General de la República (PGR) y las fiscalías de los estados. Ello con el fin de atacar todas las dimensiones del problema; desde "la autoridad que esté siendo omisa, hasta quienes participan en la oferta o demanda" de combustible robado.
  • Tercera: integración de expedientes, análisis de información y la aplicación de sistemas de inteligencia financiera para detectar cómo operan los involucrados y, con ello, tener procesos judiciales exitosos.
  • Cuarta: reuniones con los gobernadores de los estados más afectados por el robo y venta de combustible, con el fin de aplicar operativos en todos los niveles.     

"Para reducir la expresión del robo de combustible tomará años, aunque para el siguiente año esperamos se el fenómeno se empiece a abatir, de manera medible y clara; y que los números sean inferiores a los que vimos en el pasado, tanto en incidentes y como en valor", señaló el secretario de Hacienda.

Cifras relevantes

La Secretaría de Hacienda señaló que el robo de combustible en México reporta las siguientes cifras:

En los últimos 10 años, el número de incidentes de robo de combustibles se multiplicó de uno a 20 "picaduras" de ductos por día.

En 2016 se registraron seis tomas clandestinas, en su mayoría para el hurto de gasolina y diésel, debido a que su costo ha subido en los últimos meses.

El robo de combustible dejó una pérdida de 20 mil millones de pesos durante el año pasado, más el daño económico que genera por la evasión de impuestos (IEPS e ISR) y el lavado de dinero, cuyas cifras aún no han sido determinadas por el SAT o Hacienda.

Puebla, Veracruz, Tamaulipas y Guanajuato son los estados del país donde más se presenta el robo de combustible.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo