Autos, alimentos e inversiones, puntos críticos en renegociación del TLCAN

Al renovar el TLCAN, EU tratará de imponer cuotas, cupos y aranceles a los productos mexicanos; México tiene el poder económico de 40 tratados comerciales para equilibrar

Por Mario Mendoza
Especial
Autos, alimentos e inversiones, puntos críticos en renegociación del TLCAN

La renegociación del TLCAN presenta seis puntos críticos para México, que afectarían las exportaciones nacionales de automóviles, manufacturas, equipos eléctricos, carnes, verduras, frutas, hortalizas y el flujo de inversiones.

Aribel Contreras, especialista en Comercio Exterior del departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana (UIA), señaló que el gobierno de EU tratará de imponer cuotas, cupos, aranceles y medidas fitosanitarias para limitar la entrada a su país de productos mexicanos.

Sin embargo, apuntó, México tiene el poder económico de los más de 40 acuerdos comerciales que tiene firmados con diversos países; como el Tratado de Libre Comercio con La Unión Europea, que darán equilibrio al proceso de negociación con Estados Unidos y Canadá.    

En el marco de la primera audiencia pública –de tres previstas– en EU sobre la renovación del TLCAN, que arranca este martes y que servirá para escuchar las propuestas de los empresarios al respecto, la especialista indicó la negociación será compleja.

Indicó que tanto el gobierno mexicano como estadounidense intentarán concluir el proceso de renovación de tratado antes de la sucesión presidencial en México, programada para 2018, y de las elecciones intermedias –de noviembre del mismo año– en la Unión Americana; lo cual provocará capítulos de tensión y estrés.

“Las audiencias públicas en EU, México y Canadá son el inicio del proceso de renovación del TLCAN; después, los gobiernos definen la agenda oficial con los temas y puntos a negociar y los resultados los veremos hasta 2018, antes de los procesos electorales”, explicó la especialista.

Puntos críticos por negociación del TLCAN

En una entrevista con Publimetro, Aribel Contreras señaló que la renovación del TLCAN tiene seis puntos críticos para México:

  • La imposición –de parte del gobierno de Estados Unidos– de cuotas, cupos de importación,  aranceles, e impuestos de ajuste fronterizo a los productos mexicanos, con el fin de evadir o eliminar la tasa fiscal cero con que hoy ingresan al mercados estadounidense.
  • El endurecimiento de las reglas de origen de los artículos mexicanos, que entran a suelo estadounidense. La norma actual exigen que 30% de los componentes de los electrónicos, manufacturas y productos terminados sean de origen nacional; pero si elevan dicho porcentaje, obligan a los fabricantes nacionales a sustituir materiales y elevar sus costos de producción.
  • La venta de automóviles armados en territorio azteca. Desde el inicio de su gobierno, Donald Trump advirtió que impondría un impuesto especial de hasta 35% a los autos fabricados en México y comercializados en EU, con el fin de cerrar plantas en la República Mexicana y conducir las nuevas inversiones del sector hacia su país. De tal suerte, que este tema será clave en las negociaciones.

Otros puntos clave

  • La posible imposición de medidas no arancelarias a los productos agrícolas y agropecuarios mexicanos, como nuevas normas fitosanitarias, zoosanitarias y sanitarias a la importación de verduras, frutas y hortalizas, en el primer caso; carnes sus derivados en el segundo; y medicinas, en el tercero.
  • El flujo de inversiones. De acuerdo a las declaraciones de los empresarios y funcionarios del gobierno estadounidense, se buscaría la apertura de un panel de controversias para inversionistas, desde donde se buscaría que las organizaciones norteamericanas se queden en su país. Lo cual sería reforzado por la intención de implementar una reforma fiscal en EU, que reduzca los impuestos a los empresarios establecidos en su país.
  • La aparición de China como un factor de presión para que México acepte ciertas condiciones de los productores y empresas estadounidenses. Aunque el país asiático no pertenece al TLCAN, el reciente acuerdo que suscribió con Estados Unidos, permitiría a las autoridades norteamericanas decir a México: “si no cedes, puedo presidir de tus productos y traerlos desde China”.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo