Hasta 160 mil pesos, daño por auto afectado durante inundaciones en CDMX

El 55% de los coches que circulan en la capital lo hace sin seguro y está desprotegido contra daños por inundaciones; a nivel nacional la cifra se dispara a 66%.

Por Mario Mendoza
Cuartoscuro
Hasta 160 mil pesos, daño por auto afectado durante inundaciones en CDMX

Las inundaciones en la Ciudad de México y su área conurbada provocaron un daño económico promedio de 20 mil a 160 mil pesos por automóvil afectado. 

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) reveló que el costo promedio de un accidente, donde el vehículo causó daño a un tercero o persona ajena, alcanza una media de 20 mil a 30 mil pesos.

Mientras que una pérdida total, generada por la creciente del agua, los efectos las lluvias y desastres naturales, representa una pérdida media de 150 mil a 160 mil pesos.

Carlos Jimenez Palacios, gerente de Automóviles de la AMIS, explicó dichas cifras ejemplifican el tamaño de las pérdidas que enfrentan los automovilistas que circulan sin un seguro automotriz.

Indicó que, a pesar de que los afectados podrían perder todo su patrimonio durante un accidente o desastre natural, como las inundaciones de esta semana en la Ciudad de México, apenas 45% de los coches de la capital tienen algún tipo de seguro.

Lo anterior, apuntó el directivo, significa que 55% –de 5.5 millones– de las unidades que transitan en la ciudad están en riesgo cada vez que llueve y completamente desprotegidas ante los daños causados por inundaciones o desastres naturales, por no tener un seguro.

“La AMIS da a conocer estas cifras para hacer conciencia sobre la importancia de tener un seguro de automóvil, ya que los daños de un siniestro –calculados hasta en cientos de miles de pesos– no se comparan con la inversión en una póliza”, que va de mil a 12 mil pesos en promedio”, destacó.

“A nivel nacional, 66% de los autos carece de un seguro, lo cual significa que dos de cada tres unidades circulan sin la protección necesaria, ni para cubrir las afectaciones a terceros o personas que resultan afectadas durante un accidente”, evidenció la AMIS.

Casi todas las pólizas cubren inundaciones

En una entrevista con Publimetro, Carlos Jiménez explicó que la gran mayoría de las pólizas de automóviles cubre desastres naturales: inundaciones por lluvia, huracanes, ciclones, granizadas, caídas de árbol, terremotos y hasta erupciones volcánicas.

Señaló que en el país existen tres tipos de seguros automotrices: los de cobertura amplia, limitada y de responsabilidad civil, que son obligatorios en la Ciudad de México.

Los obligatorios, refirió, sólo pagan los daños a terceros; los de protección limitada, suman la cobertura contra robo; y los de protección amplia incluyen los daños que presenta tu vehículo

“La buena noticia, es que tanto las coberturas limitadas como amplias responden ante los desastres naturales antes mencionados; aunque los obligatorios no ofrecen ningún apoyo en materia de inundaciones. 

“En todos los casos, la recomendación es revisar el alcance de las coberturas; porque cada una tiene sus condiciones generales y éstas están en fusión de los establecido por cada compañía, a través de las cláusulas del contrato”, puntualizó.

“En la Ciudad de México, si un coche se ve involucrado en un accidente o percance durante las lluvias, y no tiene el seguro obligatorio contra daños a terceros, ademas de pagar las pérdidas generadas, el dueño debe liquidar una multa de entre mil 400 y cinco mil 600 pesos”.

Qué hacer y qué no hacer

Si ya estás atrapado por la creciente de agua o no puedes salir de la zona por el tráfico, la AMIS y los ajustadores de las aseguradoras te recomiendan:

  • Apaga el vehículo; toma tus pertenencias y documentos; deja la unidad y resguarda tu salud e integridad física.
  • Llamas a tu compañía de seguros y notifica donde, cómo y cuando sucedió el percance; y que pasó con la unidad.
  • No intentes salir de la inundación, brincar la banqueta o subirte a un camellón; si no logras pasar, puedes invalidar las coberturas o provocar daños a la unidad que deberás pagar de tu bolsillo.
  • Recuerda que las pólizas sólo cubren las inundaciones cuando los daños son “ajenos a la voluntad del conductor o asegurado”.
  • Cuando haya bajado el agua, después de tres o cuatro horas, evita entrar a la unidad y no trates de encenderla o llevarla al tu casa; porque eso puede condicionar los beneficios de tu póliza.

¿Cómo hago válida la póliza?

  1. Presenta al ajustador tu licencia de manejo, la póliza vigente o el número de la misma; si no cuentas dicho documento solicita al ajustador que te apoye para averiguar y obtener la información necesaria.   
  2. Si estabas de visita o de vacaciones y fuiste afectado, sigue el procedimiento anterior y pregunta a la aseguradora qué derechos o beneficios complementarios tienes: pago de transporte hasta tu lugar de origen, hospedaje, hospitalización y anticipos. En los primeros casos debes presentar la factura correspondiente para recibir el reembolso.
  3. Paga el deducible para cubrir los daños: en una póliza amplia, el deducible generalmente equivale a 5% del costo de la unidad; en la limitada, el desembolso corresponde al caso de robo, que se eleva a 10%.
  4. Pide la reparación o pago de los daños: de acuerdo a tu contrato, el ajustador registra los daños y extiende una orden de ingreso a un taller autorizado o centro de evaluación final, donde definirán qué afectaciones serán atendidas o, si es necesario, declarar la pérdida total de la unidad.

En Publimetro TV:

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo