¿Qué gano y qué pierdo si no aseguro mi automóvil?

El 66% de los automóviles que circulan en nuestro país carece de un seguro o cobertura contra accidentes, daños a terceros, inundaciones o sismos.

Por Mario Mendoza

Conducir sin asegurar tu automóvil significa renunciar a tu seguridad financiera y agravar los daños generados durante un eventual accidente o siniestro como las lluvias y las inundaciones recientes.

Un reporte de firma Daimler Financial Services México señaló que el costo los percances causados por un coche sin seguro se disparan casi 100%.

Por ejemplo, indicó, si las consecuencias del siniestro obligan a los involucrados a presentarse ante el Ministerio Público, los gastos por daños, representación legal y hospitalización se disparan 90%.

“Ello sin contar que el costo de los procesos legales y honorarios de un abogado, sin contar con la cobertura de una fianza, llegan a 300 mil pesos por caso”, refirió.

Otro ejemplo: la mayoría de las pólizas cubren entre 250 mil y medio millón de pesos por gastos de hospitalización, pero sin tal documento, la erogación media en el área de urgencias es de 70 mil pesos por persona, advirtió la empresa.

Pagos con o sin seguro de automóvil

Mónica Cervantes, encargada del análisis de riesgos viales, explicó que un conductor con un seguro vigente paga un deducible de ocho mil a 10 mil pesos por un percance simple: colisión o reparaciones mecánicas, equivalente a 5% del valor comercial de la unidad.

Mientras que una persona que conduce sin póliza tiene que desembolsar una media de 15 mil a 19 mil pesos por el mismo caso; aunque esta cifra puede disparase hasta 30 mil o 35 mil pesos, de acuerdo a las cotizaciones publicadas por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Peor aun, señaló la perito, cuándo un automovilista sin póliza se enfrenta a una inundación la pérdida del vehículo oscila entre 160 mil y 180 mil pesos; más las multas aplicadas en algunas zonas del país, donde es obligatorio contar con un póliza de daños a terceros.

“Y si el percance es mayor e involucra la afectación de algún inmueble, vías de comunicación o daños a varios automóviles, el desembolso –para alguien sin seguro– suma entre 300 mil y hasta 500 mil pesos o más”, subrayó.

Cómo hago válido mi seguro

Para cobrar o validar los beneficios de tu póliza de automóvil, la Condusef y los especialistas en finanzas personales te recomiendan:

  1. Reporta los daños: contacta a tu aseguradora a través del servicio de asistencia telefónica o acude a una de sus oficinas; identifícate, reporta el tipo de daño que sufriste y la ubicación del siniestro; solicita que un ajustador te asista para iniciar el procedimiento administrativo que te permita resarcir las afectaciones.
  2. Presenta al ajustador tu licencia de manejo, la póliza vigente o el número de la misma; si no cuentas dicho documento solicita al ajustador que te apoye para averiguar y obtener la información necesaria.   
  3. Si estabas de visita o de vacaciones y fuiste afectado, sigue el procedimiento anterior y pregunta a la aseguradora qué derechos o beneficios complementarios tienes: pago de transporte hasta tu lugar de origen, hospedaje, hospitalización y anticipos. En los primeros casos debes presentar la factura correspondiente para recibir el reembolso.
  4. Paga el deducible para cubrir los daños: en una póliza amplia, el deducible generalmente equivale a 5% del costo de la unidad; en la limitada, el desembolso corresponde al caso de robo, que se eleva a 10%.
  5. Pide la reparación o pago de los daños: de acuerdo a tu contrato, el ajustador registra los daños y extiende una orden de ingreso a un taller autorizado o centro de evaluación final; en dichos centros definirán qué afectaciones serán atendidas o, si es necesario, declarar la pérdida total de la unidad.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Loading...
Revisa el siguiente artículo