Foráneos, freelancers y comunidad LGBTTTI, los más discriminados para rentar vivienda en México

En México cientos de personas sufren diariamente de discriminación al intentar rentar un inmueble en donde residir

Por Ivan Zuñiga

El acceder a un departamento o una casa en México cada vez resulta más complejo para ciertos sectores de la población especialmente para la comunidad LGBTTI, los freelancers y para los foráneos, los cuales independientemente de su nivel de ingresos, o estatus social son discriminados al momento de buscar alojamiento.

A pesar de que el artículo 1º de la Constitución establece que está prohibido discriminar por cualquier motivo, en México cientos de personas aún están en contra de dar a alojamiento a determinados sectores de la sociedad.

Y es que, de acuerdo con el portal DadaRoom.com, la comunidad LGBTTTI es el sector que más discriminación sufre al buscar un hogar, a pesar de existir diversas políticas públicas que promueven la inclusión de este sector de la sociedad.

En México se estima que al menos 3.6% de la población joven pertenece a la comunidad LGBTTTI, los cuales al igual que muchos jóvenes no pueden acceder a comprar una vivienda por lo que deciden rentar.

De acuerdo datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), 7 de cada 10 personas están totalmente de acuerdo en que no se respetan los derechos de las personas homosexuales en México, sin embargo, 4 de cada 10 personas no estarían dispuestas a permitir que en sus casas vivan personas homosexuales.

Al respecto Ophelia Pastrana, promotora de la cultura digital, divulgadora científica y youtuber transgénero, reconoció que la situación ha evolucionado positivamente en los últimos años, sin embargo aún falta un largo camino por recorrer para que sean reconocidos plenamente por la sociedad

"Para empezar, en la comunidad LGBTTTI hay mucha gente que la corren de sus casas, no siempre tienen un ingreso fijo y se ven ante la situación de no tener ni dónde vivir. Al mismo tiempo están pasando por procesos complejos, lo cual dificulta aún más la situación. Si a esto sumamos que algunos sufren discriminación laboral y se refleja inmediatamente en el tema de la vivienda por falta de recursos económicos o estabilidad laboral, son mucho más vulnerables para cumplir con los requisitos de las inmobiliarias o los dueños”.

Ante esta situación, la youtuber dijo que una de las mejores estrategias para evitar la discriminación es buscar vivienda con alguien que sea abiertamente LGBTTTI.

“Así estarás en un ambiente seguro, con gente que sabe por lo que estás pasando. Vivir con alguien que ya salió del clóset abiertamente significa que sus amigos y familiares ya lo saben, por lo que te ahorrarás muchos problemas”.

27% de los mexicanos no desean vivir con extranjeros

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis), 27% de los encuestados aseguró que no permitiría que en su casa vivan extranjeros, ya sea por sus costumbres o por desconfianza.

Además, este sector de la población suele sufrir más abusos por parte de los arrendatarios, quienes en ocasiones piden varias rentas por adelantado o depósitos debido a la supuesta falta de confiabilidad en el inquilino por ser extranjero, complicando este proceso.

Y es que, en ocasiones los arrendadores piden requisitos como un aval con propiedad dentro de la ciudad, historial crediticio, referencias personales y laborales, comprobantes de ingresos, etc., documentos con los que en muchas ocasiones no cuentan los extranjeros y que les dificulta el rentar un inmueble.

Modelo freelance también complica la renta de casa

Otro de los sectores más discriminados son aquellos jóvenes que trabajan bajo el modelo ‘freelance’, es decir, los trabajadores independientes quienes, al no tener un ingreso recurrente, pueden verse en graves dificultades debido a su estilo de vida.

A decir de Antoine Pérouze, director de Dada Room, en muchas ocasiones estos jóvenes son discriminados por su inestabilidad financiera.

“A la hora de elegir un inquilino, los clichés y estereotipos persisten; para muchos propietarios un estudiante es sinónimo de fiesta y falta de solvencia, mientras que un freelancer significa inestabilidad financiera. Además, muchas veces no pueden cumplir con los tediosos procesos de investigación de antecedentes crediticios que requieren los corredores"

En una encuesta realizada por Dada Room, 78% de los usuarios indicaron que no tenían inconveniente en compartir su alojamiento con personas de otra orientación sexual, dato que coincide con los resultados de la Enadis que muestran que las personas entre los 18 y 29 años son las más abiertas a la diversidad.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Empresas mexicanas poco preparadas para contratar millennials

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo