Alerta por fraude piramidal a nombre de Aeroméxico

La empresa Aeroméxico alertó a sus clientes a no dejarse engañar e informó que sus productos y servicios sólo se comercializan a través de los canales oficiales

Por Ivan Zuñiga
Foto: Cuartoscuro
Alerta por fraude piramidal a nombre de Aeroméxico

En días recientes un nuevo fraude piramidal que un grupo de estafadores llevan a cabo a nombre de Aeroméxico, ya ha afectado a decenas de consumidores, que han perdido cantidades importantes de su dinero.

Y es que, hace unos días comenzaron a circular a través de mensajes de Facebook y Whastapp en los que se ofrecen supuestos “paquetes” de boletos de Aeroméxico para diferentes destinos tanto nacionales como internacionales, por cantidades menores a las de su precio real.

De acuerdo con representantes de Aeroméxico, en el fraude más de 100 personas pudieron haber sido víctimas, por lo que la empresa hizo un llamado a los viajeros de no adquirir ningún boleto de avión por vías no oficiales.

“Nuestros productos y servicios sólo se comercializan a través de los canales oficiales de venta como: aeromexico.com, granplan.com, agencias de viajes establecidas, call center, oficinas de Aeroméxico (tiendas de viaje) y las agencias de viajes en línea (OTAs). En ellos, las tarifas están autorizadas y acordes con las prácticas de mercado”, explicó en un comunicado emitido el 18 de agosto.

En un documento que la aerolínea hizo llegar a Publimetro, ésta recomendó no prestar atención a las promociones difundidas en sitios web, grupos en aplicaciones de mensajería instantánea o publicaciones realizadas en redes sociales.

¿Cómo funciona el fraude piramidal?

Este fraude piramidal comienza a operar desde el momento en que el usuario recibe un mensaje, en la cual se le ofrecen diversas ofertas de paquetes de viajes que van desde los ocho mil hasta los 70 mil pesos, en los cuales muchos de ellos incluyen el avión, hotel y hasta alimentos.

aeroméxico

Para llevar a cabo el fraude, alrededor de 15 vendedoras de la agencia Maroma S.A. de C.V., encabezada por Mónica Rabay Ganem, lanzaban ofertas vía WhatsApp o Facebook en las que ofrecían boletos a precios extremadamente económicos; a los primeros compradores les llegaban los boletos electrónicos con semanas de anticipación y viajaban sin problema, lo que animó a otros a comprar y de ahí se extendió el engaño.

En dichos mensajes se daba a conocer el número de boletos de avión, tarifa total, vigencia de uso, en algunos casos si aplicaban o no para semana santa, navidad o puentes y, finalmente, la fecha límite de pago y lo más importante: “ todo era con tiempo limitado”.

Si la persona deseaba adquirir el paquete, había que hacer la transacción el mismo día o máximo 24 horas después de haberse anunciado la oferta, sin embargo, el pago debía ser entregado en efectivo a la persona que hizo la venta, o bien por transferencia interbancaria a las cuentas personales de los vendedores o a nombre de la agencia Maroma.

Las transacciones iban desde los ocho mil 500 a los 70 mil pesos, según el paquete, número de boletos o destino.

Sin embargo, el pago por los boletos era transferido a la cuenta bancaria de un tercero y nunca por los sistemas de pago de Aeroméxico, por lo que no se registraban esos lugares como vendidos.

Una vez realizada la transacción, el vendedor enviaba un correo a los compradores, sin la firma de la supuesta agencia, indicando las fechas de viaje que podían elegir.

aeromexico

También les explicaban que el motivo del pago en un máximo 24 horas era por tratarse de una promoción.

Además, les ponían tres condiciones:

  • Solo vendían a amigos y gente cercana.
  • En temporada alta debían solicitar los boletos físicos al menos dos meses antes de la fecha de salida y en baja, con un mes.
  • Las claves de reservación se entregarían entre una y dos semanas antes del viaje, en algunos casos, apenas 24 horas antes.

Una vez que la persona defraudada quería realizar su viaje, en la agencia se les comentaba que no había lugares o que era temporada alta hasta que finalmente dejaban de contestar.

De acuerdo con algunas de las vendedoras, en el fraude llegaron a operar alrededor de 20 grupos de hasta 200 personas, muchas de las cuales fueron defraudadas.

Ante esta situación, Aeroméxico aseguró que nunca se solicita a los usuarios depósitos a cuentas personales, por lo que le pidió a los usuarios abstenerse de entrar en sitios desconocidos.

"Aeroméxico nunca solicita a los usuarios depósitos a cuentas personales, por lo que exhortamos a no acceder a este tipo de sitios", recalcó la compañía.

Finalmente reiteró su compromiso de operar bajo los más altos estándares de transparencia y de mantener una comunicación directa  con todos sus clientes.

Con información de Expansión 

TAMBIÉN PUEDES LEER

Aeroméxico apoya el rescate de la vaquita marina rifando viajes por el mundo

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo