Vacúnate contra los riesgos del comercio electrónico

Las reclamaciones por abusos y posibles fraudes contra los usuarios del comercio electrónico se dispararon 87% en los últimos meses, alertó la Condusef

Por Mario Mendoza

El comercio electrónico se convirtió en una de las opciones más fáciles para adquirir productos y servicios; sin embargo no estás exento de los riesgos y posibles ataques de los defraudadores.

La Condusef informó que en el primer semestre de este año se registraron un millón 455 mil reclamaciones correspondientes a operaciones de comercio electrónico.

Dicha cifra, apuntó el organismo federal, representa un incremento de 87% respecto al mismo periodo de 2016.

A través de un reporte –publicado este fin de semana– señaló que hoy en día es relativamente fácil “entrar” al comercio electrónico.

Refirió que, prácticamente, cualquiera puede comprar en línea; ya que sólo es necesario una conexión a internet; un sitio web donde realizar la compra, tener a la mano una tarjeta y efectuar la transacción.

“Si bien es importante que el número de operaciones en comercio electrónico crezca conforme pasa el tiempo; también lo es que dichas operaciones se realicen de forma más segura”, subrayó.

Crece comercio electrónico; y crecen riesgos

La Asociación Mexicana de Venta On-line (AMVO) informó que el comercio electrónico alcanzó un nivel de 300 mil millones en ventas, durante 2016.

Indicó que, de mantenerse el ritmo de operaciones y facturación registrados el año pasado; para 2017 la adquisición de productos y servicios a través de la Web crecerá 30%.

Sin embargo, los especialistas como la empresa de ciberseguridad Symantec advirtió que, en la mismas medida que avanza el comercio electrónico, también lo hacen las estafas y fraudes.

Esto último, apuntó, con el objetivo de aprovechar la gran demanda comercial para ubicar a posibles víctimas; y apoderarse de datos personales, contraseñas de bancos y números de cuenta.

Tips de seguridad para compras on-line

Para realizar compras on-line sin riesgos, la Asociación Mexicana de Internet (Amipci) te recomienda:

  1. Verifica la autenticidad del sitio a través de los sellos de seguridad; como el de la Amipci, que se ubican en la parte inferior de la página.
  2. Revisa que la dirección del sitio empiece con “https:” en lugar de “http:”; ello garantiza que el envío de tus datos está encriptado.
  3. Checa la política de privacidad. Esto te permite verificar si el manejo de datos personales, cuentas bancarias, mails y nombres de los clientes son confiables.
  4. La página debe informarte sobre los mecanismos de pago, costos de envío e impuestos; si tienes dudas o los procesos no son completamente claros, mejor no compres.  
  5. Identifica y anota el número telefónico o dirección de correo electrónico del vendedor para consultar en caso de tener alguna duda.
  6. Cerciórate de que tu equipo de conexión a la Web cuente con un antivirus actualizado.
  7. Revisa las opiniones de compra de otros usuarios; y no te dejes llevar por ofertas y promociones. Si los descuentos con extremadamente bajos, lo más probable es que sea un fraude.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo