En riesgo 100 años de investigación del clima por mudanza del IAM

La Universidad de Guadalajara anunció que el Instituto de Astronomía y Meteorología se mudará a Tonalá pese al daño que causará al trabajo científico

Por Héctor Escamilla

Más de cien años de investigación científica desarrollada por el Instituto de Astronomía y Meteorología (IAM) de la Universidad de Guadalajara (UdeG) está en riesgo de perderse. La casa de estudios tiene el proyecto de mudar las instalaciones al Centro Universitario Tonalá (CUTonalá), pero a decir de trabajadores e investigadores del IAM, esto sólo afectaría el trabajo realizado y representaría un costo millonario para la UdeG.

Entrevistados por este medio, personal del instituto informó que desde julio del año pasado se envió una carta al rector, Tonatiuh Bravo Padilla para explicarle las desventajas que traería la migración del instituto; incluso, se le solicitó una reunión al rector, sin obtener respuesta.

Según mencionan los empleados, desde 2009 habría comenzado el proyecto de traslado al CUTonalá y entre los interesados en la reubicación señalan a Raúl Padilla, ex rector de la casa de estudios, líder moral de la universidad y primo del rector.

“Desconocemos para qué quieren el edificio… nos han dicho que para un centro cultural y para recibir a la gente cuando hay eventos; también para un proyecto inmobiliario de la UdeG… pero no sabemos exactamente para qué”. Sin embargo, afirman que ya enviaron a varios funcionarios de departamento de la UdeG para informarles que la mudanza es inminente.

“El Observatorio Astronómico y Meteorológico del estado”, antecedente del actual Instituto de Astronomía y Meteorología se inauguró el 2 de abril de 1889 y se tienen registros meteorológicos,  desde su ubicación actual, desde 1894.

A decir de los especialistas, cambiarlo a Tonalá, causaría la pérdida de los datos de los últimos 100 años: “La información obtenida en Tonalá sería muy distinta porque es otro ambiente”.

El pasado viernes, el rector Tonatiuh Bravo Padilla confirmó que el IAM sería mudado a Tonalá para que esté cerca del Instituto de Agua y Energía: “podrán tener una mucho mejor ubicación y además equipamiento, para realmente poder generar la medición de todos los fenómenos meteorológicos y poder aportar más de lo que ahora hacen” informó el periódico Mural.

En riesgo 100 años de investigación El Instituto se ubica en Avenida Vallarta, cerca de los Arcos. / FOTO: Archivo

 

Tres razones científicas para no mudar el IAM

Uno

La base de datos meteorológica del IAM es de las más amplias y antiguas, en escala temporal, a nivel nacional e internacional. Mover al IAM de su actual localización acabaría con la continuidad de la base de datos única. “Esto dañaría no sólo a la propia Universidad de Guadalajara sino también el conocimiento a nivel nacional e internacional en esta materia”, señala la carta que se envió al rector. Como ejemplo de su importancia lo siguiente: para poder evaluar el cambio climático son necesarias bases de datos de este tipo.

Dos

Dentro de las instalaciones del IAM hay un polígono gravimétrico con tres balizas inamovibles que pertenecen al gobierno federal. Estas balizas son parte de la Red Gravimétrica Nacional y son revisadas cada cierto tiempo por la autoridad correspondiente y no pueden ser movidas de su sitio bajo ningún concepto.

Tres

Recientemente dos especialistas en soporte técnico de la empresa Enterprise Electronics Corporation (EEC) al IAM, a quien se le compró el Radar Meteorológico expresaron que sería igual de costoso, mover el radar de su posición actual que comprar uno nuevo, con el riesgo que conlleva el posible daño de piezas, ya que se debe desarmar. También comentaron que se tendría que buscar una aseguradora que cubra los posibles daños durante el traslado.

Cuatro

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo