Tótems informativos se quedan en el olvido

Pese a la millonaria inversión, los tótems usados para orientar turistas fueron abandonadas por las autoridades estatales y municipales

Por Héctor Escamilla

En 2013, el gobierno del estado inició la instalación de tótems informativos para que los ciudadanos conocieran los puntos turísticos más importantes de la zona metropolitana de Guadalajara y de los municipios. Sin embargo, a cuatro años de distancia la mayoría de ellos presentan daños por vandalismo y deterioro que convirtieron varias de estas estructuras en monstruos que ofrecen mala imagen a los visitantes.

Según datos obtenidos a través de solicitudes de transparencia, en el estado se instalaron mil 318 de estos equipamientos, de los cuales 850 se localizan en la zona metropolitana de Guadalajara.

Tótems informativos se quedan en el olvido Los municipios no tienen partidas definidas para el mantenimiento de estas piezas. / FOTO: Héctor Escamilla

Sin embargo, donde hay disparidad es en los costos: cuando se anunció el programa se destacó que la instalación de los tótems requirió una inversión de 36 millones 324 mil 344 pesos, es decir, el costo por tótem ascendió a 27 mil 560 pesos. Sin embargo, en la  solicitud de transparencia 031976-17 de Infomex se destaca lo siguiente: “Suministro y colocación de señal baja turística con (2) postes de dimensiones de 0.90 X 2.00 metros y 0.60 por 2.00 metros, tipo estela (costo unitario) 14 mil 394 pesos”. Es decir, el monto lo redujeron de 36.3 millones de pesos a poco más de la mitad: 18 millones 971 mil pesos.

Nadie se responsabiliza de los tótems

El problema principal que enfrentan los tótems es su mantenimiento, pero autoridades municipales y estatales se “pasan la bolita”.

La Secretaría de Turismo informó que en 2013 se firmó un acuerdo con los ayuntamientos para el mantenimiento de las estructuras: “son estos municipios quienes participaron en el convenio y que a través de sus dependencias correspondientes, se deben encargar del mantenimiento y de asignar presupuesto para esta labor”, cita un documento enviado por la dependencia.

Sin embargo, cuando menos en la zona metropolitana, no existen partidas específicas para el mantenimiento de los tótems, salvo en el municipio de Tlaquepaque. Las unidades de Mejoramiento Urbano en ocasiones llegan a limpiar las estelas, pero no es una tarea cotidiana. Según informes de los municipios, el mantenimiento de los tótems, por ser  adquiridos con recursos federales y estatales, corresponde a ellos su conservación.

En 2014, el secretario de Turismo, Enrique Ramos, afirmó que las estelas tenían una garantía otorgada por la empresa para los siguientes 10 años y tres años de garantía adicionales en las cubiertas,  para evitar el grafiti. Sin embargo, en varias partes el grafiti colocado no se ha podido retirar.

El descuido es mayor en algunas zonas

Sobre Calzada Independencia, afuera del estacionamiento del Estadio Jalisco, hay dos tótems que informan a los visitantes del histórico edificio deportivo. En ambos es imposible leer las descripciones, porque quedaron tapizadas por grafitis y engomados.

En un recorrido se pudo constatar que los municipios sí llegan a atender los tótems pero en perímetros específicos, por ejemplo, en el Centro Histórico tapatío, en los alrededores del Degollado, Plaza Tapatía y Catedral; pero se descuidan los de otras zonas como en Plaza Universidad o en los templos de Aranzazú y San Francisco.  En Zapopan se da atención a las estelas colocadas en zonas residenciales como Chapalita, pero incluso las de la cabecera municipal están en malas condiciones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo