Un ronco Fernando Savater deleita a los jóvenes

El escritor y filósofo español, autor de Ética para Amador y uno de los consentidos de la FIL, charló sobre el aprendizaje y la vida

Por Héctor Escamilla
FOTO: Héctor Escamilla
Un ronco Fernando Savater deleita a los jóvenes

Escuchar a a Savater en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) siempre es un deleite.

El escritor, quien tenía una ronquera impresionante y que por momentos le hizo perder la voz, sostuvo un encuentro con más de mil jóvenes en el auditorio Juan Rulfo.

“Yo he dedicado mi vida a los jóvenes. Afortunadamente, mi recompensa es que durante toda mi vida activa como profesor he estado rodeado de jóvenes y es una alegría impagable” mencionó el filósofo.

En su discurso, Savater mencionó sobre la deliberación dentro de la vida de las personas y cómo muchas individuos pueden llegar a comportarse como autómatas. Reconoció que parte de su labor como docente ha sido inculcar a los jóvenes lo que es la filosofía y como ella, de varias maneras, forma parte de su entorno.

“No soy un filósofo en el sentido grande del término, ni muchísimo menos, yo sólo soy un profesor de filosofía que ha intentado que los jóvenes se intereses por los grandes filósofos”

Fernando Savatar, escritor y filósofo

“Yo creo que la educación es algo que por una parte es valioso, en el sentido de que una de las cosas con un precio alto, como el oro. Pero además uno debe tener el valor de educar, porque se compromete la propia vida educando. En el fondo nadie educa mas que enseñando como se vive y para enseñar a vivir hay que ser un humano frente a otro. No se puede educar por correspondencia. Uno por correspondencia puede aprender inglés, otra lengua o a usar un destornillador, pero aprender a vivir sólo puede ser de otro ser humano, con sus errores, con sus aciertos, al final la educación es algo cuerpo a cuerpo”, explicó Savater. Agregó que es un proceso desgastante porque el profesor siempre enseña, pero que el alumno quiera aprender “ya es otra cosa”.

“Todas las cosas a nuestro pesar, nos enseñan cosas” afirmó con mucha determinación.

Al finalizar la plática del autor de Ética para Amador con los jóvenes, el escritor fue conmovido hasta las lagrimas después que un mariachi se presentó en el lugar para interpretar Las Mañanitas con motivo de su cumpleaños número 70. Otra canción que deleitó al filósofo fue Si nos dejan.

Te recomendamos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo