Acusan en volantes que el alcalde tapatío tiene pacto con Satanás

En colonias de Guadalajara aparecieron papeletas donde señalan que el edil instaló una escultura a la Santa Muerte como parte del acuerdo con el diablo para ser gobernador

Por Héctor Escamilla

“En la guerra y en la política todo se vale” es una frase de muchos funcionarios públicos aplican y al parecer, entre las tácticas, vincular a la gente con Satanás también es permitido.

En diferentes colonias de Guadalajara se han repartido volantes donde afirman que el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, tiene un pacto con Satanás y es por ello que piden a la población no votar por él en el ejercicio de ratificación de mandato que se efectuará el próximo domingo en Guadalajara.

En el volante se afirma que Alfaro tiene un pacto con el Diablo porque busca ser gobernador de Jalisco y muestra de ello instaló una escultura que invoca a la Santa Muerte en el cruce de las calles Juan Álvarez y Federalismo, en el barrio de El Retiro y a pocos metros del templo homónimo. A decir del volante, colocar la escultura era parte del pacto satánico.

El volante está firmado por el Frente de Católicos Unidos de Occidente AC, que al parecer es una organización ficticia ya que no cuenta con registro alguno. Concluye el volante demandando oposición al ejercicio de ratificación de mandato promovido por el alcalde y que se vote en contra del funcionario.

A través de su cuentas de Facebook el alcalde simplemente posteó: “Una más a la lista, ahora resulta que tengo un pacto con el diablo. Je je”.

La escultura “en favor de la Santa Muerte”, antes acusada de herejía

La escultura que el volante afirma es un homenaje a la Santa Muerte es en realidad la obra Sincretismo del autor Ismael Vargas, la cual fue inaugurada el 13 de agosto pasado y tuvo un costo de 5.2 millones de pesos. La escultura de láminas de acero perforadas mide nueve metros de altura y forma parte del programa de Arte Urbano impulsado por la actual administración municipal.

Reparten volantes donde acusan al alcalde tapatío de tener pacto con Satanás La escultura no es a la Santa Muerte, sino a la fusión de la cultura indígena con la fe católica. Se encuentra instalada en el cruce de Federalismo y Juan Álvarez. / FOTO: Publimetro

La escultura ejemplifica la fusión de culturas mostrando por un lado a la diosa Tonantzin Coatlicue y por otro lado su fusión con la ideología cristiana a través de la figura con la Virgen de Guadalupe.

Originalmente, la crítica a la obra se enfocaba a la opacidad con la que se llevó a cabo el proceso de adquisición. Sin embargo, tres días después de su inauguración, a través de la plataforma CitizenGo se inició una petición en línea solicitando su retiro, pues grupos católicos señalaban que la imagen profanaba la imagen de la Virgen de Guadalupe y era una afrenta a su fe.

La petición reunió más de 20 mil firmas. La polémica se avivó después que el cardenal de Guadalajara, Juan Sandoval Iñiguez, aseguró que la escultura en efecto atentaba contra las creencias de los católicos y pedía que fuera retirada de inmediato.

El cardenal José Francisco Robles Ortega trató de aminorar la presión y contradijo el pasado domingo a Sandoval Íñiguez, explicando que la escultura no tiene la intención de ofender a los católicos.

La polémica ratificación de mandato

El ejercicio de ratificación de mandato impulsado por los alcaldes del partido Movimiento Ciudadano ha desencadeno una lucha entre partidos.

Reparten volantes donde acusan al alcalde tapatío de tener pacto con Satanás El alcalde de Guadalajara ha sido criticado por las otras fuerzas políticas quienes le demandan suspenda la ratificación de mandato. / FOTO: Archivo

El ejercicio, donde los ciudadanos valorarán si los presidentes municipales merecen continuar o abandonar el cargo, ya había sido realizado por Enrique Alfaro cuando fue edil de Tlajomulco de Zúñiga. Sin embargo, a un año del proceso electoral de 2018, partidos de oposición, principalmente PAN y PRI han sido críticos de este nuevo ejercicio afirmando que solamente es una simulación con fines electorales y que el procedimiento viola la ley. También se ha criticado el costo de cada uno de estos procedimientos.

A decir de Movimiento Ciudadano, principalmente Alfaro, hay una guerra sucia de los otros partidos para complicar el proceso de ratificación (el cual no será llevado a cabo por un árbitro electoral sino un comité ciudadano que participa en el propio ayuntamiento). Particularmente el alcalde tapatío, Enrique Alfaro, y el de Zapopan, Pablo Lemus, han sido enfáticos que si pierden en la ratificación dejan el cargo.

Sin embargo, las otras fuerzas políticas acusan a Alfaro y los demás alcaldes de buscar por todos los medios allegarse de simpatizantes que voten a favor de sus administraciones y que incluso están condicionado apoyos de programas sociales para que sufraguen de forma positiva en el evento. También se menciona que Movimiento Ciudadano ha buscado acercamientos con el Grupo Universidad, encabezado por el ex rector de la Universidad de Guadalajara, Raúl Padilla, para que movilice personal de la institución e incluso de los Hospitales Civiles en favor de la causa de Movimiento Ciudadano.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo