¿Por qué niñas de 7 años cometen atentados terroristas? 

Durante el fin de semana, dos suicidas se hicieron explotar en Nigeria... donde el grupo Boko Haram convierte a las mujeres en terroristas

Por AP

Dos atacantes suicidas murieron el domingo por la mañana en una serie de atentados terroristas perpetrados en una zona abarrotada, cerca de un mercado, en la ciudad nororiental de Maiduguri, hiriendo a 17 personas, según rescatistas.

De acuerdo a información de testigos, las atacantes eran dos niñas, de aproximadamente siete años de edad. Aunque de momento ningún grupo se atribuyó el ataque, autoridades sospechan de Boko Haram, el grupo que en 2014 secuestró a más de 200 niñas.

El sobreviviente Abubakar Musa dijo haber visto muchos cuerpos, incluidos los de varios soldados que protegían una instalación eléctrica cercana.

Las dos niñas detonaron los explosivos que llevaban consigo con minutos de diferencia, indicó Sani Datti, portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres.

“¿Quién quiere ser una suicida?”

Según información de CNN, Boko Haram ha pasado estos últimos años “lavando el cerebro” de las niñas, quienes incluso se pelean por ser atacantes suicidas.

Sin embargo, ellas no desean ser suicidas ni terroristas por la radicalización de la que fueron víctimas; sino porque portar una bomba suicida implica una oportunidad de escapar del hambre y el abuso sexual del que son víctimas, pues en el mejor de los casos pueden encontrar a un soldado que desactive el chaleco… si no explota antes.

Menos sospechosas

Las explosiones se produjeron cerca del mercado de los lunes en la ciudad; apenas unas semanas después de que el gobierno estatal ordenara la reapertura de todos los accesos al mercado.

Las calles que llevaban al lugar llevaban casi dos años cerrados por motivos de seguridad; tras atentados previos en el mercado en los que habían muerto docenas de personas.

Desde que el Ejército nigeriano expulsó este año a los insurgentes de varias ciudades y pueblos; Boko Haram ha atacado objetivos vulnerables.

Los ataques suicidas y asaltos contra campamentos militares continúan. A pesar de que el gobierno de Nigeria afirma que tiene a los insurgentes en huida. El presidente, Muhammadu Buhari declaró hace un año que la insurgencia islamista había sido “técnicamente derrotada”. El viernes prometió que el Ejército trabaja “en colocar el último clavo del ataúd de Boko Haram”.

Más de 20 mil personas han muerto en los siete años de insurgencia de Boko Haram. 2.6 millones de personas se vieron obligadas a dejar sus hogares, en una gran crisis humanitaria.

El grupo, que tiene una rama aliada a la milicia radical Estado Islámico, quiere imponer un estado islámico en Nigeria; un gigante petrolero de 170 millones de habitantes que está dividido casi a la mitad entre un sur de mayoría cristiano y un norte de mayoría musulmana.

Loading...
Revisa el siguiente artículo