Primer ministro japonés honra a víctimas de ataque a Pearl Harbor

El último evento público de Barack Obama en 2016 fue la histórica visita del primer ministro de Japón a Pearl Harbor

Por Miguel Velázquez

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, visitó memoriales dedicados al personal militar muerto en el ataque japonés contra Pearl Harbor en 1941, antes de visitar el USS Arizona Memorial en esa base naval estadounidense.

La vista de Abe a Hawai es considerada como una muestra de la reconciliación entre los dos países, que se enfrentaron durante la Segunda Guerra Mundial después del ataque de la aviación japonesa a Pearl Harbor que mató a dos mil 403 militares estadunidenses.

El líder japonés llegó la víspera a la Base Conjunta de Pearl Harbor-Hickam, en Honolulú, y luego se trasladó hacia el cementerio conmemorativo nacional del Pacífico, donde reposan los restos de soldados y otras personas estadunidenses que murieron en el ataque.

En ese lugar, Abe depositó una ofrenda floral, observó un minuto de silencio y firmó el libro de visitas, después colocó flores en la tumba del exsenador Daniel Inouye, quien luchó en Europa como miembro de un regimiento de soldados estadunidenses de ascendencia japonesa.

Inouye es considerada una figura que trabajó para fortalecer las relaciones entre Estados Unidos y Japón.

También visitó un cementerio japonés en Pearl Harbor

Acompañado por su ministro de Asuntos Exteriores, Fumio Kishida, y la embajadora estadounidense en Japón, Caroline Kennedy, Abe también visitó un cementerio japonés en la zona Makiki de Honolulú, donde anteriormente vivían personas de ascendencia japonesa.

Después presentó flores en un monumento dedicado a soldados que murieron de una enfermedad cuando un buque de guerra del ejército imperial japonés atracó en un puerto de Hawai antes de que comenzara la Segunda Guerra Mundial.

El monumento conmemora también a los soldados japoneses que murieron en el ataque a Pearl Harbor, registrado el 7 de diciembre de 1941.

Abe visitó, además, el Memorial Ehime Maru que marca la muerte de nueve personas a bordo del buque escuela homónimo de la escuela de pesca de Uwajima, golpeado por un submarino de propulsión nuclear de Estados Unidos en un incidente fuera de Oahu, Hawai, en 2001.

“El incidente ocurrió cuando era secretario vicejefe de Gabinete, lo recuerdo bien”, dijo Abe, quien estuvo acompañado por su ministro de Defensa, Tomomi Inada, así como el gobernador de Hawai, David Ige, y el comandante de las fuerzas estadunidenses en Japón, Jerry Martínez.

Más tarde, el primer ministro japonés y el presidente estadounidense Barack Obama visitaron el memorial USS Arizona, monumento a las víctimas edificado sobre el buque homónimo hundido durante el ataque a Pearl Harbor.

Aunque Abe presentó sus respetos y oró por los muertos, no emitió una disculpa por el ataque, como ya había adelantado el gobierno japonés, el cual destacó la visita como “una poderosa prueba de que los antiguos enemigos han superado las animosidades”.

En contexto

Según datos oficiales de Washington, 353 aviones de guerra japoneses atacaron Pearl Harbor y causaron la muerte de dos mil 403 ciudadanos estadunidenses, así como la destrucción de 19 buques de la Armada de Estados Unidos -incluyendo ocho acorazados- y 328 aviones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo