Donald Trump amenaza a empresa por vender autos fabricados en México

A través de su cuenta de Twitter, Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, amenazó con cobrar un "gran impuesto" a los carros fabricados en México

Por Miguel Velázquez
Donald Trump | Foto: Getty Images
Donald Trump amenaza a empresa por vender autos fabricados en México

Nuevamente el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó a una empresa por fabricar sus productos en México. En esta ocasión fue la automotriz General Motors.

“General Motors está mandando un modelo de Chevy Cruze hecho en México a Estados Unidos. Los concesionarios de autos están libres de impuestos en la frontera. ¡Fabriquen en Estados Unidos o paguen un gran impuesto en la frontera!”

GM desmiente a Donald Trump

Tras el tuit de Trump, GM dijo en un breve comunicado que produce la versión sedán del Cruze en Ohio.

“Todos los Chevrolet Cruze sedán en venta en Estados Unidos son producidos en la planta de montaje de GM en Lordstrom, Ohio. GM produce el Chevrolet Cruze de cinco puertas para mercados globales en México; y un pequeño número es vendido en Estados Unidos”, explicó el fabricante.

En el pasado, Trump ha realizado similares amenazas contra otro de los grandes fabricantes de automóviles estadounidenses, Ford.

Durante la campaña electoral acusó a Ford de despedir a miles de trabajadores en Estados Unidos. Esto, para desplazar parte de su producción a México. Posteriormente, el presidente electo se atribuyó la decisión de Ford de producir una serie de camiones semipesados en Estados Unidos en vez de en México.

Ford se vio obligado a emitir un comunicado negando que Trump influyese en sus decisiones de inversiones en México. Además, la elección de la producción de camiones en EE.UU. fue realizada “en 2011, mucho antes de que cualquier candidato anunciase su intención de convertirse en presidente de Estados Unidos”.

No es la primera empresa amenazada por Trump por producir en México

En noviembre pasado Donald Trump y Mike Pence consiguieron que Carrier mantuviera mil empleados en su fábricas de Indiana, Estados Unidos. Se convirtió en el primer freno a las inversiones del país vecino en México.

Días antes, el alcalde de Santa Catarina (Nuevo León), Héctor Castillo, había anunciado que iba a emprender una campaña en los tres niveles de gobierno para lograr que la empresa de aires acondicionados Carrier instale otra planta en su municipio. Sin embargo, Trump ganó el primer round con su política #AmericanFirst.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo