Investigan en Texas el envenenamiento de familia mexicana

La familia se enfrentó a un envenenamiento por inhalación del gas letal; el accidente ya provocó la muerte de cuatro de los hijos

Por Notimex
Foto ilustrativa | Getty
Investigan en Texas el envenenamiento de familia mexicana

Autoridades federales y estatales investigan el posible envenenamiento accidental por exposición de gases letales de una familia de origen mexicano residente de Amarillo, Texas, que el pasado lunes provocó la muerte de cuatro niños y dejó a otros seis intoxicados de gravedad.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos y la Comisión de Calidad Ambiental de Texas (TCEQ), comenzaron a evaluar la contaminación en la casa de la familia Balderas, luego de que los informes preliminares de las autopsias indicaron que los cuatro menores muertos podrían ser por exposición de gases letales.

Investigadores de la Policía y del Departamento de Bomberos de Amarillo sospechan que el envenenamiento fue causado por gas de fosfeno, que fue creado por una reacción química luego de que Pedro Balderas, el padre de las víctimas, roció agua sobre un veneno para ratas que había usado para controlar una plaga de estos roedores.

La inhalación del gas letal provoco la muerte de cuatro de los hijos de Balderas, incluyendo Jazmín, de 17 años; Josué, de 11; Johnnie, de nueve y Felipe, de siete años. Otros cuatro menores resultaron intoxicados junto con sus padres Pedro y Martha Balderas. Los menores sobrevivientes y su padre fueron reportados este miércoles en condición estable en el Hospital Bautista San Antonio, de Amarillo.

Sin embargo la madre, Martha Balderas, permanece bajo condiciones criticas en el Centro Médico Universitario, en la comunidad de Lubbock, Texas, a donde fue trasladada de emergencia para su tratamiento. Jesse Patton, vocero de la alcaldía de Amarillo, confirmó al periódico Amarillo Globe News, que los gases que envenenaron a la familia fueron creados después de que se utilizara un fumigante conocido como “Weevil-Cide” usado en la agricultura para el control de roedores y otras plagas.

El producto contiene fosfuro de aluminio, y solo debe venderse a los que poseen la licencia de aplicación requerida y no está destinado a uso doméstico.

El Departamento de Agricultura de Texas, que regula estos plaguicidas, forma parte de la investigación sobre el incidente y funcionarios de la ciudad dijeron que, aunque creen que la exposición fue accidental, la presentación de algún tipo de cargos contra Pedro Balderas sigue siendo una posibilidad. Pedro y Martha Balderas se mudaron en el 2003 a la casa donde ocurrió el incidente.

Sus vecinos dijeron que llegaron con un par de niños y que la familia creció en los siguientes años hasta extenderse a ocho hijos, a los que calificaron de muy unidos.

Los vecinos indicaron que Pedro Balderas es un inmigrante mexicano que llegó a Estados Unidos hace décadas y obtuvo la ciudadanía estadunidense. Balderas se dedica a la industria de la construcción, operando una retroexcavadora.

“Son una buena familia”, dijo James Compton, uno de los vecinos de los Balderas en declaraciones al Amarillo Globe News. “Ellos eran una familia muy orientada y muy unida que se cuidaban unos a otros. Toda la familia era muy amable”, dijo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo