¿Qué tienen en común Bashar al Assad, Donald Trump y Videgaray?

Durante las últimas semanas, los tres distintos funcionarios han tenido una extraña coincidencia: implementar una nueva moda en sus declaraciones

Por Miguel Velázquez

Al parecer Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha impuesto una nueva moda entre los políticos del mundo, quienes acusan de "Fake News" (noticias falsas) algunos reportes que se han vuelto virales en contra de ellos.

El precursor de esta "moda" es Donald Trump; quien así ha calificado diversos informes en su contra; incluso, a televisoras y medios de comunicación, a quienes ha acusado de cubrirlo "injustamente"; tal es el caso de CNN, The New York Times e incluso, Buzzfeed.

Como ejemplo, basta recordar este tuit del 28 de enero de 2017, ocho días después de asumir la presidencia del pais:

"El decadente NYTimes ha estado equivocado sobre mí desde el inicio. Dijeron que iba a perder las primarias, después la elección general. FAKE NEWS!"

 

Luis Videgaray se suma a la tendencia

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, también usó el "Fake News", parafraseando a Donald Trump.

El pasado 10 de febrero, publicó un mensaje en su cuenta de redes sociales, tanto en inglés como en español, que decía:

"Nunca pensé que llegaría el día en que yo usaría esta frase, pero hoy aplica: FAKE NEWS"

 

Esto, después de que la cadena CBS y el periódico The Washington Post dieron a conocer una serie publicaciones en las que se infería que el secretario mexicano "se horrorizó y corrigió" el discurso donde Donald Trump anunciaba la orden ejecutiva para la construcción del muro.

Esto ya ha sido negado en diversas ocasiones por el funcionario, quien aseguró haberse enterado del discurso a través de la televisión.

Bashar al Assad, en la misma línea

Por otro lado, el presidente de Siria también se escudó en la frase "Fake News"; esto, para descalificar el reporte de Amnistía Internacional en el que se le acusa al gobierno sirio de realizar ejecuciones extrajudiciales.

"Hay que poner en tela de juicio la credibilidad de Amnistía Internacional, siempre es parcial y politizada. Es una vergüenza para una organización que publiquen un informe sin la menor prueba", dijo Asssad a Yahoo Noticias. "No han estado en Siria, solamente hicieron un informe basado en acusaciones que cualquiera puede realizar en estos días; estamos viviendo la era de las Fake News"; explicó.

En el informe de Amnistía Internacional se acusa al gobierno de Siria de realizar colgaduras ejecuciones masivas en la prisión Saydnaya; una manera "sistemática" de acabar con los opositores.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo