Liberan a "dreamer" mexicano detenido en Seattle

Daniel Ramírez Medina negó tener cualquier lazo con pandillas, luego de que autoridades migratorias aseguraran que éste reconoció su afiliación con grupos delictivos

Por AP

El "dreamer" mexicano, Daniel Ramírez Medina, fue liberado este miércoles luego de estar más de seis semanas detenido por autoridades migratorias, por lo que ahora está en espera de que se resuelva su proceso de deportación.

Tras la orden del juez John Odell que aprobó la libertad del joven de 24 años hasta su próxima audiencia de inmigración, Ramírez salió de un centro de detención en Tacoma, Wasshington.

Durante su audiencia realizada este martes, el "dreamer" mexicano negó categóricamente tener cualquier lazo con pandillas, luego de que autoridades migratorias aseguraran que éste reconoció su afiliación con grupos delictivos, señaló su abogado Mark Rosenbaum.

"Respondió todas las preguntas que el gobierno le hizo (..) se apegó a la verdad y el gobierno no tenía ningún tipo de evidencia

"Estamos encantados de que salga de unas instalaciones en las que nunca debió haber estado en primer lugar (..) pero ha perdido 45 días de su vida. El gobierno lo ha vilipendiado", agregó el representante legal.

Ramírez Medina fue arrestado en un suburbio de Seattle el pasado 10 de febrero por agentes estadounidenses, pese a estar inscrito en el programa que protege de la deportación a quienes fueron traídos ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños.

 

Detención y proceso

Agentes de inmigración arrestaron a Ramírez en un complejo de apartamentos al que habían acudido para detener a su padre, quien tiene antecedentes penales y ya había sido deportado.

Ramírez, que llegó a Estados Unidos cuando tenía 7 años, no tiene antecedentes delictivos y en dos ocasiones aprobó las revisiones de antecedentes para poder inscribirse en el programa llamado Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), el cual le permite a las personas jóvenes que llegaron a territorio estadounidense ilegalmente cuando eran niños que permanezcan en el país y trabajen.

Sus abogados argumentaron ante un tribunal federal que con el arresto y la detención se violaron los derechos constitucionales de Ramírez, pero un juez federal en Seattle refrendó una decisión la semana pasada para no liberarlo, e indicó que más bien él debía impugnar su detención ante un tribunal de inmigración.

Los abogados de Ramírez habían cancelado una audiencia para fijarle fianza programada previamente que habría dado como resultado que fuese liberado antes.

De todas formas, el juez federal de distrito Ricardo S. Martinez dijo que "aún hay muchas interrogantes con relación a la conducta del gobierno" al arrestarlo.

Entre dichas preguntas, han dicho sus abogados, está si agentes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas malinterpretaron un tatuaje en su antebrazo cuando lo describieron como un "tatuaje de una pandilla" en un reporte sobre el arresto. Los abogados dicen que el tatuaje, que dice "La Paz BCS", es en honor a la ciudad de La Paz en el estado mexicano de Baja California Sur, donde nació.

El caso de Ramírez es uno de varios arrestos recientes que han generado temores entre los defensores de los inmigrantes. Les preocupa que las protecciones del programa DACA, instituido por el presidente Barack Obama en 2012, no se observen a cabalidad.

Unos 750 mil inmigrantes se han inscrito al programa DACA desde que empezó.

 

TE RECOMENDAMOS:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo