Venezuela: Congreso denuncia "golpe de estado" de Maduro

La crisis política de Venezuela llegó a un nuevo nivel: la Asamblea Nacional quedó invalidada por el Tribunal Superior de Justicia y ya denuncian golpe de Estado

Por Miguel Velázquez

La Asamblea Nacional Bolivariana de Venezuela, el máximo órgano legislativo, denunció este miércoles un "golpe de Estado" y su desconocimiento al Tribunal Supremo de Justicia del país, que la noche del miércoles anunció que asumirá las competencias del Parlamento.

"Es un golpe de Estado, y quiero que el mundo nos ayude y los medios nos ayuden a decirlo con todas sus letras: en Venezuela Nicolás Maduro dio un golpe de Estado", aseveró el presidente de la AN, el opositor Julio Borges, en una rueda de prensa desde el Palacio Legislativo.

Esta situación elevó la crisis política que impera en el país, que se suma a las dificultades sociales, económicas, de salud y de abasto de alimentos que azotan al país.

La noche del miércoles 29, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela advirtió que asumirá las competencias del Parlamento debido a la persistencia del "desacato". Este estatus lo impuso a la Asamblea Nacional en agosto de 2016, por el incumplimiento de varias sentencias.

"Mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga, para velar por el Estado de Derecho", reza una sentencia de dicha Sala.

 

En diciembre de 2015, el chavismo perdió el control de la Asamblea Nacional que mantenía desde 1999, en el primer periodo presidencial de Hugo Chávez. Desde entonces, el Congreso ha sido el principal opositor de Nicolás Maduro, bloqueando sus iniciativas y promoviendo el referéndum para su destitución. Sin embargo, las decisiones de la Asamblea Nacional han sido invalidadas por el Tribunal Superior de Justicia.

 

El diputado oficialista y expresidente del Parlamento Diosdado Cabello, uno de los hombres más influyentes del Gobierno de Nicolás Maduro, celebró esta decisión del Supremo y sugirió a los opositores someterse a los dictámenes del máximo tribunal.

"Aquí nosotros no podemos estar con una Asamblea Nacional ausente porque ellos quieran", dijo Cabello durante su programa semanal de televisión.

El mundo reacciona a la nueva etapa de la crisis en Venezuela

Ante esta situación, el gobierno de México -recientemente criticado por Nicolás Maduro- expresó su "profunda preocupación por las recientes decisiones del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela que afectan a la Asamblea Nacional de ese país", expresó la Secretaría de Relaciones Exteriores en un comunicado.

En particular, preocupa el anuncio de que el Tribunal asumirá las competencias del poder legislativo de ese país, así como la decisión de limitar las facultades de dicha Asamblea Nacional y restringir la inmunidad parlamentaria de sus integrantes elegidos por el voto popular, lo que atenta contra los principios y valores esenciales de la democracia representativa y la separación de poderes.

 

Por otro lado, el gobierno de Perú anunció el retiro de su embajador en Caracas; tras la decisión de quitar poder a la Asamblea Nacional.

Además, el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski publicó en Twitter: "Condeno la ruptura de la democracia en Venezuela". Kuczynski también fue criticado por Maduro hace unas semanas.

También Luis Almagro, presidente de la Organización de Estados Americanos -y con quien el gobierno de Nicolás Maduro ha tenido un enfrentamiento severo en los últimos meses- condenó lo ocurrido y convocó a una reunión de emergencia.

En Publimetro TV

Venezuela: manifestantes realizan fuertes protestas por desabastecimiento

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo