PGR detiene a presunto asesino de agente fronterizo de EU ligado a "Rápido y Furioso"

Al menos uno de los rifles utilizados durante el enfrentamiento formó parte del contingente de armas que ingresó a México en la operación Rápido y Furioso

Por EFE
Heraclio Osorio Arellanes | Foto: FBI
PGR detiene a presunto asesino de agente fronterizo de EU ligado a "Rápido y Furioso"

Las autoridades mexicanas detuvieron con fines de extradición a Heraclio Osorio Arellanes, presunto implicado en el asesinato en 2010 de un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Uniudos, en el que estuvieron involucradas armas de la operación Rápido y Furioso.

“El 12 de abril de 2017 fue detenido con fines de extradición Heraclio ‘N’, quien es requerido por el Gobierno de los Estados Unidos para ser procesado por la Corte Federal de Distrito para el Distrito de Arizona”, informaron hoy la Marina y la Procuraduría General de la República.

El detenido es acusado de los delitos de homicidio, asociación delictiva, contra la salud, robo y uso de arma de fuego, detalló el comunicado conjunto.

El 14 de diciembre de 2010, en la zona de Mezquite Seep de Arizona, Estados Unidos, y en complicidad con otros sujetos, Osorio Arellanes presuntamente mató a disparos a Brian Terry, agente de la Patrulla Fronteriza.

El agente “tenía la misión de interceptar a un grupo de individuos dedicados a cometer robos a mano armada de cargamentos de marihuana en la frontera estadounidense”, indicó el texto.

Controvertido operativo “Rápido y Furioso”

La muerte de Terry acaparó la atención pública tras descubrirse que al menos uno de los rifles utilizados durante el enfrentamiento que acabó con su vida formó parte del contingente de armas que ingresó a México como parte de la controvertida operación “Rápido y Furioso”.

Establecida por la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (AFT) de EE.UU., la operación permitió en 2009 el cruce intencional de cerca de dos mil armas de fuego hacia México, con el fin de seguir su rastro hasta lograr identificar a miembros de cárteles mexicanos.

El crimen involucró al menos a siete personas, y el Departamento de Justicia llegó a ofrecer un millón de dólares en 2012 por información que llevara a la captura de cuatro fugitivos, entre ellos Osorio Arellanes.

El 2 de diciembre de 2011, el Gobierno de Estados Unidos solicitó la detención provisional con fines de extradición de Osorio Arellanes, y cuatro días más tarde la PGR presentó dicha solicitud ante la autoridad judicial.

Personal naval arrestó al acusado en los límites de Sinaloa con Chihuahua (en el noroeste del país) y fue trasladado a la jefatura regional de la Policía Federal Ministerial para que agentes de la PGR “realicen los trámites correspondientes para su internamiento y posterior extradición”.

Tras la detención provisional, la Fiscalía puso a disposición judicial al reclamado, y se notificó vía diplomática al Gobierno de Estados Unidos para formalizar la entrega.

En Publimetro TV

Un emotivo reencuentro entre padres e hijos inmigrantes en Estados Unidos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo