Arkansas ejecuta a 2 presos porque las inyecciones letales están por caducar

En Arkansas, la noche del 24 de abril se ejecutó a dos condenados a muerte. Son las primeras ejecuciones en Estados Unidos desde que Texas hizo lo mismo en el año 2000

Por EFE
Arkansas ejecuta a 2 presos porque las inyecciones letales están por caducar

Con las inyecciones letales suministradas en las últimas horas a Jack Jones y Marcel Williams, el estado de Arkansas llevó a cabo la primera ejecución doble en Estados Unidos desde que Texas terminara con las vidas de Brian Roberson y Oliver Cruz en una noche de agosto del 2000.

A Jones, muerto a las 19:20 hora local del lunes, y Williams, 22:33 del lunes, los ejecutaron en la misma camilla de la prisión Cummins Unit con un intervalo de 3 horas y 13 minutos, según el Departamento Correccional de Arkansas.

Ambos recibieron dosis letales de midazolam, que sirve para sedar al preso; bromuro de vecuronio, que paraliza el cuerpo; y cloruro de potasio, que detiene finalmente el pálpito del corazón.

Los crímenes que llevaron a los dos reos al corredor de la muerte fueron muy similares: Jones violó y asesinó en 1995 a una mujer e intentó matar a la hija de ésta, que tenía 11 años, mientras que Williams secuestró, violó y asesinó a una joven un año antes.

Fue la primera ejecución doble desde la del 9 de agosto del 2000 en Texas, estado que ostenta todos los récords en lo que a pena de muerte se refiere, incluyendo el de más ejecuciones: 542.

En esa ocasión, el estado sureño suministró una inyección letal a Brian Roberson por asesinar a una pareja de ancianos en Dallas en 1986, mientras que Oliver Cruz fue ejecutado por secuestrar, violar y asesinar a una piloto de la Fuerza Aérea en San Antonio en 1989.

Arkansas ejecutará a ocho presos en 11 días

Los dos ajusticiados hoy formaban parte del grupo de ocho presos que el gobernador de Arkansas, el republicano Asa Hutchinson, pretendía ejecutar en un lapso de 11 días antes de que caduquen a final de abril las dosis de midazolam, un sedante difícil de obtener porque las farmacéuticas no quieren suministrarlo para la pena de muerte.

De momento, Arkansas ha acabado con las vidas de tres de esos ocho presos, cuatro han obtenido suspensiones temporales de la Justicia y un octavo, Kenneth Williams, aún puede ser ejecutado el próximo jueves por un asesinato en 1999 durante una fuga de la cárcel en la que cumplía condena por otro homicidio.

También en Publimetro TV

Ciudadano ayuda a detener a sus vecinos secuestradores

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo