Acusan a monja de encubrir abusos sexuales contra niños sordomudos

Varios testimonios afirman que la monja participó en tocamiento de niñas, les pidió que se tocaran entre ellas y que vieran pornografía

Por letraroja

Kosaka Kumiko, una monja japonesa, es acusada de seleccionar a niños sordomudos y encubrir los abusos sexuales y violaciones de curas y trabajadores del instituto religioso Antonio Próvolo en Mendoza, Argentina.

Kumiko está involucrada en una red de 27 casos de abusos sexuales, maltrato y corrupción de menores en el instituto Próvolo, especializado en niños con hipoacusia, un tipo de sordera que puede afectar a uno o ambos oídos.

La monja se entregó e ingresó al penal de mujeres en Mendoza. La religiosa quedó imputada por tres casos: una joven de 17 años declaró que fue abusada cuando tenía cinco años y Kumiño le puso un pañal para detener la hemorragia.

Otra víctima la acusó de mandarla a la habitación de un cura para ser abusada sexualmente; y varios testimonios afirman que la monja participó en tocamiento de niñas, les pidió que se tocaran entre ellas y que vieran pornografía junto a un celador; dijo Sergio Salinas al diario el Clarín, abogado defensor de las víctimas.

Por este caso, también han sido detenidos cinco hombres: dos curas y tres empleados (el celador, el monagillo y el jardinero).

Además, la japonesa es acusada de maltratar y golpear a los menores sordos, ya que los obligaba a comer hasta vomitar en su propio plato y era la encargada de seleccionar a los niños más sumisos para que fueran abusados,

“Soy inocente. No sabía de los abusos. Soy una persona buena que he entregado mi vida a Dios”, declaró la monja ante el fiscal del caso, Gustavo Stroppiana.

Con información de El Periódico

TAMBIÉN PUEDES LEER

Corea del Norte detiene a otro ciudadano norteamericano por "actos hostiles"

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV

Loading...
Revisa el siguiente artículo