Brasil: Michel Temer enfrenta sesión crucial en corte electoral

En Brasil se definirán en los próximos días las denuncias que podrían llevar a la destitución del presidente Michel Temer, quien llegó al poder en junio de 2016

Por AP
Michel Temer, presidente de Brasil/Foto: Getty Images
Brasil: Michel Temer enfrenta sesión crucial en corte electoral

El máximo tribunal electoral de Brasil reanudó el miércoles la examinación de las denuncias de financiación ilegal de campañas que podría concluir con la destitución del presidente Michel Temer.

El desenlace dependería en gran medida de si los jueces desestiman testimonios que surgieron durante los acuerdos de acusados con la fiscalía para declarar a cambio de una reducción en sus penas.

Los abogados defensores intentaban excluir testimonios perjudiciales para Temer y la expresidenta Dilma Rousseff de directivos de la gigantesca constructora Odebrecht. La empresa se encuentra inmersa en la amplia investigación sobre sobornos en la que también está implicada la paraestatal Petrobras, un escándalo que ha trastornado totalmente la vida en Brasil.

Bastará una mayoría simple de los siete jueces para resolver la cuestión.

Presidente de Brasil podría ser destituido por financiación ilegal

Si se admiten los testimonios, crecerá el peligro para Temer de ser destituido ante denuncias de que la fórmula Rousseff-Temer de 2014 recibió donaciones ilegales durante la campaña. Rousseff, que fue destituida el año pasado por manejos ilegales del presupuesto oficial y reemplazada por Temer, quien perdería el derecho de ejercer cargos públicos durante ocho años.

El juez Herman Benjamin, nombrado por el Supremo Tribunal Electoral para que examine el caso, comenzó las audiencias el miércoles con su análisis de los cargos contra la campaña Rousseff-Temer.

Hermann dijo que el juicio “se basará en los hechos, no en la conveniencia política”.

Rousseff se ha declarado inocente, lo mismo que Temer, quien sostiene que su equipo no era responsable de la recaudación de fondos.

Se prevé que el juicio dure unos tres días y los jueces no tienen plazo para dar su fallo. Es la primera vez en la historia de Brasil que un presidente en funciones podría ser destituido por la corte electoral.

Si el tribunal decide que la fórmula Rousseff-Temer sí recibió financiamiento ilegal de campaña, como se ha insinuado en varias declaraciones de acusados en un acuerdo con la fiscalía a cambio de una pena menor, el mandato de Temer sería anulado y el Congreso tendría que elegir a alguien para que concluyera su período hasta diciembre de 2018. Sin embargo, el político de carrera, cuya popularidad ronda el 8%, ha dicho que apelaría.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo