Puerto Rico vota sobre su independencia en un plebiscito no vinculante y sin ambiente

Puerto Rico, un Estado Libre Asociado de Estados Unidos, padece una de las crisis más graves de la que su historia reciente tenga registro

Por EFE
El plebiscito sobre la independencia de Puerto Rico se celebrará este domingo/Foto: AP
Puerto Rico vota sobre su independencia en un plebiscito no vinculante y sin ambiente

En Puerto Rico, los ciudadanos acuden a las urnas el domingo para votar sobre la relación política con Estados Unidos, plebiscito no vinculante y con poco ambiente en la calle que el Gobierno presenta como una consulta que tendrá valor ante Washington.

El Ejecutivo de Ricardo Rosselló, que favorece la opción de plena anexión de la isla a Estados Unidos, ha centrado sus esfuerzos durante la fase final de la campaña -con escaso atractivo para la ciudadanía- en transmitir la idea de que el resultado del domingo 11 tendrá, por fin, consecuencias para el Congreso estadounidense.

La consulta será la quinta en la que se convoque a los puertorriqueños para preguntarles sobre la relación política entre Estados Unidos y Puerto Rico, un territorio del país norteamericano sujeto a los poderes plenipotenciarios del Congreso estadounidense, que algunos ven como una colonia y otros, desde que se dotó en 1952 de Constitución, como un Estado Libre Asociado.

Los puertorriqueños podrán escoger entre las opciones de anexión o “estadidad” como se prefiere denominar a esa opción en Puerto Rico, la “libre asociación/independencia” y el “actual estatus territorial”.

Las consultas de 1967, 1993, 1998 y 2012 no sirvieron para nada, como, parece, tampoco lo será esta, aunque el Gobierno lanza el mensaje de que al haber dispuesto Estados Unidos de una partida económica para la celebración del plebiscito este puede no caer en saco roto como lo hicieron todos los celebrados desde 1967.

Para saber más

¿Quién es el culpable de la deuda de Puerto Rico?

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo