Inusual ataque con coches bomba deja al menos 21 muertos en Damasco, Siria

Los ataques con coches bomba son poco habituales en Damasco, capital de Siria y sede de poder del presidente, Bashar Assad

Por AP

Al menos 21 personas murieron y 15 resultaron heridas el domingo tras varias explosiones de coches bomba en la capital de Siria, y las autoridades dijeron haber frustrado una trama para atacar en zonas abarrotadas en hora punta de la primera mañana laborable tras varios días de feriados islámicos.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que entre las víctimas mortales están los tres terroristas suicidas que conducían los vehículos y siete miembros de las fuerzas gubernamentales sirias.

Un suicida se inmoló en su vehículo al verse rodeado por las fuerzas de seguridad. Otros dos coches bomba fueron interceptados por las fuerzas de seguridad, según medios estatales, lo que apuntaba a que esas explosiones podrían haber sido controladas.

El gobernador de Damasco, Bashr al-Sabban, dijo que se había dado el alto a dos agresores antes de la hora punta en controles de seguridad en la carretera al aeropuerto, a la entrada de la ciudad, donde las fuerzas de seguridad “se encargaron de ellos”, sin entrar en detalles.

Los agresores se dirigían al centro de la ciudad, donde esperaban causar los mayores daños posibles, añadió el gobernador.

El ministro sirio de Administración Local, Hussein Makhlouf, dijo que la respuesta suponía un “gran éxito al frustrar una trama” que pretendía causar muchas bajas.

La televisora estatal siria informó de la cifra de víctimas, sin detallar cuántos de los muertos o heridos eran agentes de seguridad o civiles. El ataque se produjo en el primer día laborable tras las celebraciones del Eid al-Fitr, que pone fin al mes de ayuno del Ramadán.

Los ataques de esta clase han sido poco habituales en Damasco, sede de poder del presidente de Siria, Bashar Assad, quien en semanas anteriores ha hecho varias apariciones públicas como muestra de la creciente confianza tras más de seis años de lucha contra una rebelión.

Las fuerzas progobierno han librado enconados combates en los suburbios de Damasco durante la guerra, pero en gran parte han mantenido a los rebeldes fuera del centro de la ciudad. En los últimos días, tropas sirias y fuerzas aliadas han luchado por expulsar a los rebeldes de Ain Terma y el vecino Jobar, en las afueras al este de la ciudad, zonas controladas por los insurgentes desde el inicio del conflicto en 2011.

Importantes daños en Siria tras los ataques con coches bomba

La televisora estatal emitió imágenes de la escena de una de las explosiones en la carretera al aeropuerto. Al menos dos vehículos calcinados se veían a un lado de la carretera y algunos edificios cercanos parecían dañados. La calle estaba cortada y salpicada de escombros, mientras agentes de seguridad trabajaban en el lugar.

Imágenes en la plaza de Tahreer, en el centro de Damasco, mostraban daños importantes en la fachada de un edificio y vehículos destrozados en la pequeña rotonda.

El Observatorio Sirio para los derechos Humanos, un grupo de monitoreo con sede en Gran Bretaña gestionado por opositores, también reportó las tres explosiones. El grupo informó de 12 muertos, incluidos tres agresores.

Los ataques ocurrieron días antes de que se reanuden las conversaciones auspiciadas por Rusia en la capital de Kazajistán, Astaná, donde ambas partes acordaron este año un alto el fuego que ha sufrido violaciones reiteradas. Se espera que la nueva ronda de conversaciones trace “zonas de desescalada”. Las autoridades rusas señalan que en las negociaciones también se tratará la formación de un comité nacional sirio de reconciliación.

La sonrisa de una niña que sobrevive a una bomba suicida en Siria

Loading...
Revisa el siguiente artículo