Cumplió una semana trabajando para Trump y su esposa pide el divorcio

Anthony Scaramucci, nuevo director de Comunicación de la Casa Blanca, ha destacado por su estilo bravucón, similar al de Donald Trump

Por Miguel Velázquez

A una semana de trabajar en la Casa Blanca para Donald Trump, Anthony Scaramucci -director de comunicaciones- parece no pasar un buen momento, pues su esposa Deidre Ball le pidió el divorcio.

Ball tenía tres años de matrimonio con Scaramucci, sin embargo, se cansó de sus "ambiciones políticas" por la manera en la que defiende al presidente Donald Trump, a quien ella odia, de acuerdo al sitio "Page Six", del periódico New York Post, citando información de "diversas fuentes".

Deidre Ball trabajó en la empresa Sky Bridge Capital, fundada por Scaramucci; llegando hasta la vicepresidencia. "Deidre lo dejó y le pidió el divorcio. A ella le gustaba la bonita vida de Wall Street y su casa en Long Island; no el terrible mundo de Washington D.C. Está cansada de sus ambiciones, que son enormes, y lo dejó aunque tienen dos hijos", explicó una fuente anónima.

Ambos de 38 años, comenzaron a salir en 2011 y se casaron en 2014.

Sean Spicer dimite como portavoz de la Casa Blanca tras desacuerdo con Trump

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo