El terrorismo golpea al corazón del veraneo español

A pesar de que Barcelona se paralizó por completo para contribuir a la localización del atacante, en las calles de la mayoría de pueblos ibéricos el verano transcurrió con normalidad

Por José Lebeña

España disfruta de su temporada más alta, pero este año el terrorismo lo ha marcado este jueves con 13 muertos y más de 80 heridos que dejó un atropello premeditado en las Ramblas de Barcelona, uno de los lugares más visitados por los turistas que cada año visitan la Ciudad Condal.

En los aeropuertos todo el mundo comentaba los hechos y se sucedían los mensajes por WhatsApp con imágenes y vídeos del ataque. "Es indignante lo que acaba de suceder en Barcelona. ¿Qué culpa tiene la gente?", me asaltó un chico en pleno aeropuerto mientras me mostraba el video de los heridos tumbados en la rambla.

A pesar de la conmoción inicial y de que Barcelona se paralizó por completo para contribuir a la localización del atacante, en las calles de la mayoría de pueblos ibéricos el verano transcurrió con normalidad.

Las calles de la popular isla de Ibiza lucían repletas así como las de numerosos pueblos que aún festejan con romerías y verbenas a San Roque, uno de los santos más populares de España.

Este ataque además de interrumpir e irrumpir en el verano europeo, agarró por sorpresa a los cuerpos de seguridad del estado español y catalán, así como a los políticos y al rey de España que en el momento del atentado terrorista se encontraba disfrutando de vacaciones en un destino desconocido.

Mientras tanto, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy se desplazó a la capital de Cataluña a primeras de la noche para visitar a los heridos y familiares de las víctimas.

España vuelve a sufrir un ataque terrorista islamista después de que en 2004 Madrid sufriera los atentados del 11M en los convoyes de trenes en Atocha.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo