En México muchas niñas abandonan la escuela y eso es muy triste: Malala

La activista paquistaní lamentó la alta tasa de deserción escolar que se registra en el país por mujeres

Por Jennifer Alcocer
En México muchas niñas abandonan la escuela y eso es muy triste: Malala

La activista paquistaní Malala Yousafzai, lamentó la situación que vive México en la que el número de niñas que abandonan la escuela es alto por condiciones económicas, así como por el índice de embarazos adolescentes.

“En México muchas niñas abandonan la escuela y eso es muy triste, porque otras no tiene la oportunidad”, apuntó durante el encuentro que sostuvo este jueves con estudiantes del Tecnológico de Monterrey.

La joven de 20 años dijo que la misión que se ha impuesto es garantizar la educación a todos los niños del mundo, aunque sabe que no es un reto menor pues existen 260 millones de menores sin acceso a la educación; de los cuales 130 millones son niñas.

"La voz de una niña es poderosa, yo alce la voz y los Talibanes tuvieron miedo", advirtió al compartir su historia de vida y la manera en que comenzó su activismo en contra del régimen Taliban y su prohibición a que las mujeres acudieran a la escuela.

La paquistaní dijo que fue en 2007 cuando los extremistas prohibieron a las mujeres salir de sus hogares y acudir a las escuelas, además de que destruyeron más de 400 escuelas del distrito de Swat, en Khyber Pakhtunkhwa en el noroeste de Pakistán.

“Nadie podía ir a la escuela y el 15 de enero yo pensé que era el final de todos mis sueños, que estaba convertirme en doctor, por ejemplo… y si una mujer quiere ir más adelante, fue un reto, me hacían casada a los 14 años sin oportunidad de realizarse como ser humano. Debes de convertirte en madre cuando tú lo quieres no tiene que te sea impuesto por sociedad, fue un momento desafiante pero tuvimos que alzar la voz”.

Malala pidió a los jóvenes que se alcen la voz como agentes de cambio para que todas las acciones que emprendan marquen un cambio, “tal vez no lo noten pero habrá un cambio significativo en el mundo”.

Cuestionada sobre las cualidades que los jóvenes deben de desarrollar dijo que hay que elevar la conciencia y trabajar por las igualdades, creyendo firmemente en que las mujeres y las niñas tiene que ser capaces de pensar que pueden hacerlo todo.

“(En 20 años) El mundo será completamente diferente, mi sueño que todo niño pueda acudir a la escuela es algo que no podemos ignorar. Un niño nace y viene a este nuevo mundo con las mismas oportunidades y algunos no tienen oportunidad de asistir a la escuela, no pueden lograr sus sueños; las jovencitas se casa, existe el trabajo infantil, la violencia y el desafío de la guerra, cuando no hay paz no se puede ir a la escuela”, comentó.

Fundación Malala

Convencida de que la misión es garantizar al menos 12 años de escuela a todos los niños del mundo, dijo que también trabajará desde su fundación. En ella se apoyarán los derechos de todos los niños, además de que velara por educación mundial y verá el tema de las mujeres desplazadas en conflictos.

"Yo soy partidaria de que estos niños tengan educación, la idea es tener programas para crear escuelas para tantos niños como sea posible. Lo más importante es trasmitir mi mensaje, cuando hablas del corazón y les haces ver qué hay miles de niños que no pueden asistir a la escuela es la voz de los niños la que habla", mencionó.

A la par de este proyecto dijo que también iniciará su educación universitaria Oxford, lugar que dijo no fue fácil obtener.

"Tuve que hacer exámenes, entrevistas, cuidar el promedio y el examen de admisión, fue un trabajo arduo pero es parte de la educación que todo niño y niña merece, no solo educación primaria" explicó.

Esto, debido a que es un derecho básico de todo niño, mismo que en todos países deben de garantizarse.

"Debe ser un beneficio especialmente para las niñas, la mujer debe tener el valor para defender sus derechos a si mismas, muchas mujeres no saben que merecen equidad, han aceptado la discriminación pero con educación se les dice que tienen derechos", apuntó.

Cuestionada sobre las políticas discriminatoria de Donald Trump, dijo que ella siempre cree en el amor, la armonía y vivir juntos, por lo que no debe haber cabida en el corazón para la discriminación por cultura o religión.

“En ocasiones, cuando veo el mapa terráqueo me pregunto porqué el odio en el color de piel, la discriminación no es correcta, debemos seguir nuestras tradiciones pero el odio debe ser inaceptable, les daña el corazón a la personas así que yo diría que saquen el odio de sus corazón en contra de religión y culturas”, manifestó.

Los generales de la activista:

– 12 junio de 1997 en en el distrito de Swat, en Khyber Pakhtunkhwa en el noroeste de Pakistán.

– Con solo 11 años comenzó a publicar en BBC sobre la situación que se vivía en su comunidad y la prohibición de la educación a las niñas con el control talibán y lo hizo bajo el seudónimo de "Gul Makai".

– En 2012 sufrió un atentado mientras se trasladaba a la escuela por un grupo de Talibanes, fue herida en la cabeza.

  • En 2014 fue galardonada con el Premio Nobel de La Paz.
  • Ella siempre viaja con su padre Toorpekai Yousafzai, a quien refiere como la persona que no le cortó las alas y quien le permitió volar muy alto.

Juego de palabras

La activista y bloguera pakistaní asocia estas palabras entre sí.

Educación- cambio.

Niñas – poder.

Derechos humanos- universal, no hay otra palabra.

Belleza- México

Frase: “Yo una vez dije que hombres y mujeres son iguales, pero ahora creo que las mujeres on más poderosas”.

TE RECOMENDAMOS:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo