Cárcel y los posibles escenarios en Cataluña ante la declaratoria de independencia

La tensión entre Barcelona y Madrid se incrementa conforme pasan las horas y se podría dar la declaratoria unilateral de independencia

Por Publimetro
Foto: AP - Foto: AP
Cárcel y los posibles escenarios en Cataluña ante la declaratoria de independencia

El Tribunal Constitucional de España ordenó el jueves suspender la sesión del Parlamento de Cataluña programada para la próxima semana, durante la cual el gobierno regional pretende declarar la independencia y agravar la peor crisis política que ha tenido el país en décadas.

En otras ocasiones, las autoridades catalanas han ignorado las órdenes del Tribunal Constitucional, por lo que no estaba claro si realizarán la sesión del lunes y si todas las partes asistirán.

La corte dijo que su orden podría ser apelada, pero advirtió también a la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, y a otros líderes legislativos que podrían ser procesados por no detener la sesión.

¿Cuáles son los escenarios si Cataluña se declara independiente?

Escenario uno: un 'nuevo país' sin reconocimiento

Nadie parece dispuesto a reconocer al estado europeo más reciente. La Unión Europea ya dijo que no lo hará, y los organismos internacionales han exigido que Cataluña haga las cosas de la manera correcta y se apegue a la constitución española.

España es uno de los países más viejos de Europa. Ha permanecido con prácticamente las mismas fronteras desde hace unos 500 años.

Sin intercambio comercial

Tampoco se sabe a ciencia cierta lo que podría suceder si la próspera región nororiental catalana intente separarse de hecho.

Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, no ha dado una idea clara de cómo se vería el nuevo estado de Cataluña o qué haría respecto a temas vitales como la delimitación de fronteras con el resto de España y Francia, su defensa y relaciones exteriores, recaudación fiscal y la administración de infraestructura clave como aeropuertos, puertos, transporte ferroviario y estaciones nucleares, todo lo cual está controlado en su mayoría por España.

Sin un acuerdo con Madrid — y es algo que no se vislumbra en el horizonte a corto plazo — es difícil ver cómo el nuevo estado podría, siquiera, existir. Muchos piensan que la declaración de independencia podría ser un gesto meramente simbólico.

Los problemas se acumularían de inmediato para el nuevo país. La Unión Europea ya dijo que sería expulsada del bloque, y del uso de su moneda compartida, el euro, y tendría que hacer una nueva solicitud para integrarse, lo que conlleva un proceso largo e incierto.

Escenario dos: España tiene el control de la ley

En el papel, España parecería tener ventaja. El Artículo 155 de la Constitución le permite al gobierno suspender, total o parcialmente, el autogobierno de una región si incumple sus obligaciones constitucionales o vulnera los intereses generales del país.

Cataluña recibirá primero una advertencia, y si no rectifica el Senado tendría que aprobar la medida, un trámite sencillo para Rajoy porque su partido tiene mayoría en la cámara.

Una opción más extrema sería que el parlamento nacional declarara un estado de emergencia en Cataluña, suspendiera los derechos civiles e incluso impusiera una ley marcial.

Las posibles medidas podrían incluir que la policía regional quedara bajo control del gobierno español. En caso necesario, la policía española podría ejecutar las medidas.

No es probable que ninguna opción se concrete de un día para otro.

Escenario tres: diálogo y compromiso.

El diálogo es una tercera opción —misma a la que han exhortado las autoridades europeas—, pero parece que ningún bando cede terreno.

Ambas partes dicen estar abiertas al diálogo pero plantean condiciones inaceptables para la otra. Rajoy había insistido que no hablaría de referendo a menos que se cambiara la Constitución e invitó a Cataluña a trabajar para cambiarla. El gobierno catalán dijo que su derecho a la autodeterminación debe respetarse antes iniciar las conversaciones.

Ahora Cataluña quiere que la Unión Europea intervenga, una perspectiva improbable, y ha pedido mediación internacional, algo que difícilmente aceptaría España.

Dato: Código Penal de España prohíbe la independencia

En el título XXI, denominado "Delitos contra la Constitución" se establece el delito de "rebelión" en el capítulo primero. En el Artículo 472, inciso quinto, se define también como "Declarar la independencia de una parte del territorio nacional".

Los empresarios españoles preocupados por la deriva independentista de Cataluña

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo