Appleby, el despacho protagonista de la investigación Paradise Papers

La firma es parte del denominado "círculo mágico offshore", conformado por nueve despachos del más alto prestigio

Por La Silla Rota
Foto: Especial
Appleby, el despacho protagonista de la investigación Paradise Papers

Appleby, uno de los dos despachos objetivo en la investigación de Paradise Papers, realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), forma parte del denominado "círculo mágico offshore", conformado por los nueve despachos más prestigiosos y con los recursos suficientes para proveer de dichos servicios a grandes fortunas y multinacionales.

La investigación, asimismo, revela el modo de operar del despacho entre 1950 y 2016.

De acuerdo a Paradise Papers, la mayor carga de trabajo para la firma está compuesta por América del Norte (Estados Unidos, Canadá y México).

Los principales clientes de la firma son las consultoras KPMG, EY y PWC así como grandes bancos Citigroup, Bank of America, HSBC, Credit Suisse y Wells Fargo.

La fundación de Appleby

En 1898, la colonia británica de Bermudas vio nacer al despacho fundado por el comandante Reginald Woodifield Appleby, un parlamentario de la isla y nombrado caballero por "los servicios prestados a Bermudas".

Continúa con la cobertura especial de PARADISE PAPERS en LA SILLA ROTA

Líder de la industria offshore

Además de describirse como un líder, la firma asegura en su folleto de presentación que el sector opera limpia y profesionalmente puesto que brinda asesoría innovadora, oportuna y ética.

"Más de 125 años conectando a las personas adecuadas en los lugares oportunos", concluye su presentación.

Su expansión

Desde 1979, Appleby pasó de ser una firma local a una institución global que cuenta con más de 700 empleados en los principales paraísos fiscales como las Islas Caimán, Mauricio o Hong Kong.

La clientela

Según destaca la investigación, Appleby atiende a princesas, primeros ministros o estrellas de Hollywood. También ha trabajado con algunos de los oligarcas más ricos de Rusia, el Medio Oriente y África.

Crescent Petroleum, propiedad de Abdul Hameed Dhia Jafar fue mencionada en un informe tras el término de la Guerra del Golfo en 1993, como una posible "empresa fachada" del presidente iraquí Saddam Hussein. Dicha empresa fue cliente de Appleby desde 1984 y de acuerdo a los archivos del bufete de abogados, la relación con la empresa se desarrolló sin problemas.

Ayre Laniado, director y copropietario de Omega Diamonds, es otro de los clientes de dudosa reputación de Appleby, sobre todo después de que la compañía belga fuera mencionada en 2013 por haber pagado alrededor de 200 millones de dólares para que se le retiraran acusaciones de que la compañía no había declarado ingresos procedentes de diamantes africanos.

 

TE RECOMENDAMOS:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo