Trump causa indignación por videos; piden cancelar visita a Reino Unido

El intento de Trump de vedar el ingreso a Estados Unidos de viajeros desde varios países musulmanes provocó una fuerte oposición en Gran Bretaña.

Por AP
Donald Trump, presidente de Estados Unidos y Theresa May, primer ministra de Reino Unido - Foto: AP
Trump causa indignación por videos; piden cancelar visita a Reino Unido

El alcalde de Londres se sumó a las peticiones para cancelar la visita oficial del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por sus retuits a mensajes de un grupo de ultraderecha británico.

Sadiq Khan dijo que Trump promocionó a un “grupo vil y extremista” y que su visita a Gran Bretaña “no será bien recibida”.

La acción de Trump, que retuiteó una serie de videos antimusulmanes del grupo de ultraderecha Britain First (Gran Bretaña primero), ha recibido una condena generalizada en Gran Bretaña. El portavoz oficial de la primera ministra Theresa May dijo que el mandatario republicano se equivocó al hacerlo.

En respuesta, Trump instó a May a centrarse en "el terrorismo extremista islámico destructivo que está ocurriendo en el Reino Unido”, en lugar de en él.

La secretaria de Interior, Amber Rudd, reiteró la posición del gobierno de que Trump hizo “mal” al retuitear los videos.

“Espero que las declaraciones de la primera ministra tengan algún impacto sobre el presidente”, dijo Rudd ante los legisladores, y añadió que “el pueblo británico rechaza abrumadoramente la retórica prejuiciosa de la ultraderecha. Este gobierno no tolerará a los grupos que difunden el odio mediante la demonización de personas de otras confesiones o etnias”.

Piden que Trump borre su cuenta de Twitter

May ha tratado de mantener una relación estrecha con Trump, a quien visitó en Washington días después de su juramentación en enero y ofreció una visita de estado en la cual la reina Isabel II sería la anfitriona.

La serie de tuits ha provocado una tormenta de reclamos de cancelar la visita. El intento de Trump de vedar el ingreso a Estados Unidos de viajeros desde varios países musulmanes provocó una fuerte oposición en Gran Bretaña.

Rudd dijo en la Cámara de los Comunes que la invitación había sido aceptada y la visita estaba en los planes, aunque “resta acordar las fechas y las disposiciones precisas”.

Rudd también elogió la sugerencia del legislador conservador Peter Bone de que el presidente de Estados Unidos borre su cuenta de Twitter.

“Estoy segura de que muchos coincidimos con su punto de vista”, dijo la funcionaria.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo