Acusan a Trump de acosar a un reportero

Trump acusó a un reportero que subió una fotografía que resultó engañosa y dijo que que por difundir noticas falsas, debería ser despedido

Por Notimex
Trump pidió el despido del reportero - Foto: EFE
Acusan a Trump de acosar a un reportero

Varios comentaristas acusaron al presidente Donald Trump de infringir la libertad de prensa luego de que pidiera el despido de un reportero del diario The Washington Post por publicar una fotografía que resultó engañosa.

La disputa refleja la creciente tensión entre Trump y los medios de comunicación liberales en Estados Unidos, y la manera en que el presidente ha aprovechado errores de reporteros para desacreditar por completo la profesión y promover su agenda política.

El incidente inició cuando el reportero Dave Weigel publicó una fotografía de la arena en que Trump ofreció la noche del viernes un discurso en la ciudad de Pensacola, en Florida, que mostraba gradas semivacías. Trump había afirmado que la arena estaba “repleta hasta el techo”.

Tras publicar la fotografía y la frase de Trump, el propio presidente difundió un mensaje en Twitter en que exigía “una disculpa y una retracción de las noticias falsas” del Washington Post.

En menos de tres minutos, Weigel se disculpó y explicó su confusión debido a que en la imagen se ve a Trump en el escenario. La arena, aparentemente, se llenó luego de la fotografía.

Weigel también aclaró que el error había sido cometido en su cuenta personal, y no en el diario. La imagen, además, fue borrada en 20 minutos, luego de que Weigel aceptó que había sido “muy justo” haber señalado su error.

La disculpa inmediata no fue suficiente para Trump. En su cuenta de Twitter, el presidente reiteró que Weigel había admitido que su fotografía era “falsa” y que por difundir “noticas falsas, debería ser despedido”.

La ofensiva de Trump tuvo especial resonancia en esta ocasión luego de errores cometidos en los días recientes por los canales CNN y ABC en informes sobre el presidente y la supuesta colusión entre Rusia y su campaña presidencial.

Ambos canales se disculparon en su momento de sus errores, lo que tampoco fue suficiente para el presidente, que insistió en que ambos medios de comunicación difundían “noticas falsas” tal como había quedado demostrado.

Varios reporteros y analistas consideraron este fin de semana que los llamados para despedir a periodistas eran una “amenaza a la Primera enmienda” de la Constitución, que garantiza la libertad de expresión en Estados Unidos.

Otros apuntaron que Weigel se había disculpado por un error, en tanto que otros señalaron que al difundir la cuenta del reportero en Twitter, el propio presidente estaba invitando a sus seguidores a acosar a un reportero.

El periodista Adam Serwer, de la revista The Atlantic, pareció resumir el sentimiento de la prensa liberal al escribir en Twitter: “un jefe de Estado que pida públicamente que se despida a un periodista es la amenaza esencial para la libertad de expresión”.

En otro mensaje, Serwer continuó: Weigel es “un gran reportero que cometió un error y lo corrigió, solo para terminar siendo acosado por el presidente de Estados Unidos, que tiene un largo historial de declaraciones falsas y un historial inexistente de correcciones”.

TAMBIÉN PUEDES LEER

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo