Trump anuncia nueva era de rivalidad con Rusia y China

En el proyecto de su nueva estrategia de seguridad identifica que competidores como China y Rusia pueden suponer potenciales amenazas, por lo que hay que limitar su "influencia"

Por Aabye Vargas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este lunes su nueva estrategia de seguridad nacional, en la cual se identifica como prioridad el fortalecimiento del control en las fronteras y limitar la influencia de competidores como China y Rusia, que pueden suponer potenciales amenazas.

En el documento de 68 páginas, la Casa Blanca detalla que el proyecto se centra en cuatro pilares fundamentales: proteger el territorio, promover la prosperidad estadounidense, demostrar paz a través de la fuerza e impulsar la influencia de sus compatriotas en un mundo competitivo.

Señala que China y Rusia “compiten con el poder norteamericano, con su influencia, sus intereses, y están tratando de erosionar la seguridad y la prosperidad de Estados Unidos”. Además, asegura, imponen un mundo que representa lo contrario a sus valores.

Precisa que se trabajará para fortalecer el control en la frontera, así como en reformar el sistema inmigratorio, y subraya la necesidad de crear una iniciativa para promover la migración a Estados Unidos por méritos profesionales y no vínculos familiares.

Lucha contra el terrorismo y narcotráfico

En la estrategia de seguridad, Trump califica como las mayores amenazas transnacionales de EU a los "terroristas yihadistas que fomentan el odio" y a las organizaciones transnacionales delictivas que trafican drogas, las cuales desintegran comunidades y corrompen a las instituciones democráticas.

"Estados Unidos actuará contra las amenazas en su origen: confrontaremos las amenazas antes de que lleguen a nuestra frontera o puedan causar daño a nuestra población", precisa el documento.

El mandatario republicano asegura que EU brindará apoyo a países del hemisferio para identificar a capos del narcotráfico y sus empresas con la meta de contrarrestar el poder que ejerce el crimen organizado.

Además, identificó como prioridad uno de los temas en los que insistió durante su campaña electoral: la construcción de un muro a lo largo de la frontera; sin embargo, en ninguna de las 68 páginas se menciona a México.

Seguridad económica

En la nueva estrategia de seguridad, EU refiere que ya no tolerará  abusos comerciales y trabajará para fortalecer las "relaciones económicas libres, justas y recíprocas", aunque no se refiere explícitamente al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que actualmente discuten EU, México y Canadá.

Precisa que trabajará para garantizar que los mercados internacionales sigan abiertos y que los beneficios de la diversificación y el acceso a la energía fomenten la seguridad económica y nacional.

Apunta que las acciones diplomáticas y de desarrollo estadounidenses se esforzarán por alcanzar mejores resultados en las relaciones bilaterales, multilaterales y de la información, con el fin de generar nuevas oportunidades económicas para los ciudadanos y así enfrentar a sus competidores.

También señala que trabajará con países que tengan ideas afines para promover las economías de libre mercado, crecimiento del sector privado, la estabilidad política y la paz.

China y Rusia buscan expandir su poder militar

El documento asegura que China junto a Rusia apoya al gobierno del presidente Nicolás Maduro en Venezuela, desde donde ambos países procuran expandir contactos militares y ventas de armas al resto de la región.

“Los Estados democráticos del hemisferio tienen un interés compartido en confrontar amenazas a su seguridad”, precisa el documento.

La Casa Blanca también invita a los países latinoamericanos a sumarse a la iniciativa de “aislar a gobiernos que rehúsen actuar como socios responsables para el avance de la paz y la prosperidad”.

La última vez que un presidente anunció su estrategia de seguridad nacional fue en el 2015, cuando Barack Obama calificó al calentamiento global como "una amenaza creciente y urgente contra nuestra seguridad nacional".

En este sentido, la estrategia de Trump sólo menciona que Estados Unidos “debe dominar en el área del desarrollo de combustibles” y “reconocer la importancia de ser líder en la defensa del medio ambiente”.

 

TE RECOMENDAMOS:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo