Evento humanitario en la frontera México-EU peligra por boda de narco

La organización "Ángeles de la Frontera" negó tener conocimiento del historial delictivo de Brian Houston, "el novio más famoso del mundo"

Por EFE

Un evento en el que las familias inmigrantes se reencuentran en un tramo de la frontera entre México y Estados Unidos está en riesgo de ser eliminado. Esto, porque en su última edición participó un narcotraficante, sin que los organizadores se dieran cuenta, informó la Patrulla Fronteriza.

El pasado 18 de noviembre, durante una tradicional apertura de puertas en la valla que divide San Diego (California, EU) y Tijuana (Baja California, México), once familias se unieron en un abrazo y se celebró además una imprevista boda entre la mexicana Evelia Reyes y el estadounidense Brian Houston.

La ceremonia duró escasos tres minutos y todo el evento contaba con la venia de las autoridades migratorias estadounidenses, a pesar de que desconocían su realización y el pasado delictivo del esposo.

De acuerdo a una acusación federal, Brian Houston fue detenido en el cruce internacional de San Ysidro, en San Diego, en febrero pasado. Se le acusa de posesión de drogas, en concreto 19 kilos de heroína, 21 kilos de metanfetamina y 19.5 kilos de cocaína.

Brian Houston pagó una fianza y quedó en libertad condicional, por lo que se le prohibió abandonar Estados Unidos. Meses más tarde se declaró culpable y tiene prevista una audiencia de lectura de sentencia en febrero próximo.

 

Futuro incierto para la "Puerta de la Esperanza"

El día de la boda, Brian Houston no informó a los periodistas presentes por qué no podía viajar a México para verse con su ahora esposa, ya que él es ciudadano estadounidense. Señaló que su relación amorosa había sido a base de videollamadas y mensajes de texto.

"Este evento no autorizado ha puesto en peligro futuros eventos y la continuidad de la apertura de la puerta del muro fronterizo", señaló hoy en un comunicado la Patrulla Fronteriza del sector de San Diego.

"Es altamente improbable que se hubiera permitido esta ceremonia si se hubiera solicitado", añadió la agencia, que desconocía que durante el evento se celebraría una boda.

La dependencia precisó que la "boda sorpresa" despertó la sospecha de los oficiales, quienes realizaron una investigación que arrojó los antecedentes penales de Houston.

Ángeles de la Frontera se deslinda de lo ocurrido

El evento, que celebró su sexta edición y se hace en el marco del Día Universal del Niño, es organizado por el grupo Ángeles de la Frontera. En el transcurso del mismo, las autoridades migratorias estadounidenses abren las puertas del muro fronterizo en turnos de tres minutos.

Ángeles de la Frontera es una agrupación de carácter humanitario que desde hace más de 25 años realiza viajes semanales a localidades fronterizas para colocar agua, alimentos y ropa a los inmigrantes que buscan cruzar el desierto.

Su director, Enrique Morones, manifestó que desconocía los antecedentes de Houston, ya que ellos no evalúan a quienes solicitan participar en el evento, en el supuesto de que es la Patrulla Fronteriza la encargada de esa labor.

"Nos sorprendió enterarnos sobre la situación criminal muy grave de Brian Houston. Esto va en contra de todo lo que defiende Ángeles de la Frontera", indicó el activista.

Morones espera poder reunirse con el nuevo jefe de sector de Patrulla Fronteriza para discutir el hecho.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo