Repartidores pagan por repartir, extorsión en el Edomex

Los repartidores aseguran que los grupos delincuenciales están constituidos por jóvenes de entre 17 y 25 años, encargados de cobrar un “derecho de reparto”.

Por Uno TV

Isaías Ramírez, es repartidor de productos alimenticios en el Estado de México, un empleo en apariencia tranquilo, sin embargo, desde hace meses su trabajo se convirtió en una actividad peligrosa y de alto riesgo.

Cuando empezó a entregar pedidos en las tienditas de la esquina ubicadas en la colonia Infonavit Norte del municipio de Cuautitlán Izcalli, de inmediato se enfrentó a la realidad que asola la zona; le robaron la mercancía a mano armada. Desde entonces ha aprendido a que en cada recorrido la mejor manera de protegerse es cumplir con la “cuota” que las bandas delincuenciales le solicitan a él y a todos los repartidores de alimentos y bebidas.

Cuautitlán Izcalli es uno de los municipios del Estado de México con mayor incidencia delictiva y las colonias más peligrosas según los repartidores son: Infonavit Norte, La Piedad, San Antonio, San Francisco Tepojaco, Ejido de San Francisco Tepojaco y Santa María de Guadalupe las Torres.

De acuerdo a los testimonios recabados por Uno Tv, algunos repartidores atraviesan estas colonias hasta 3 veces por semana. Su “cuota” va de los 40 a los mil pesos semanales, es decir, entre 160 pesos y 4 mil pesos mensuales. Si se niegan a entregarla, los delincuentes roban parte de su mercancía o los agreden físicamente.

Los repartidores aseguran que los grupos delincuenciales están constituidos por jóvenes de entre 17 y 25 años, que son los encargados de cobrar un “derecho de reparto” cada vez que entregan mercancía.

Ante el incremento dela incidencia, las empresas agrupadas en la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM) han implementado medidas de seguridad para evitar incidentes mayores, tales como rotar a los repartidores, resguardar el efectivo al salir de cada negocio y visitar a los clientes en otros horarios.

Sin embargo, estas acciones no han logrado frenar los robos y las extorsiones, por lo que empresas, autoridades municipales y estatales, y representantes de la UNIDEM, han creado chats privados para denunciar, alertar e identificar a bandas y delincuentes. Lamentablemente, los repartidores ya no denuncian los hechos, pues hacerlo les quita casi un día de trabajo y la respuesta de las autoridades es que se trata de delitos menores.

Por Daniela Vega

Loading...
Revisa el siguiente artículo