¿La última Navidad para ir y venir tranquilos de EU a México?

Especialistas en el tema explican el origen de la paranoia y si tiene un verdadero fundamento

Por Jennifer Alcocer

Las políticas de migración no se endurecerán por la próxima llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, estimaron especialistas que fueron consultados por Publimetro sobre el temor de los mexicanos de que ésta sea la última temporada decembrina para transitar tranquilos al país vecino.
Martín Íñiguez Ramos, analista de temas migratorios internacionales de la Universidad Iberoamericana, consideró que los dichos del presidente electo sobre la persecución hacia los mexicanos están generando más pánico de lo que  pueda pasar en realidad.
“El 80% de la propuesta no es una decisión presidencial, pasa por el Senado y el Congreso norteamericano. Hay que entender que una cosa es la propaganda política y de campaña y otra la realidad política”, comentó.
El académico también precisó que las revisiones que se puedan dar en los aeropuertos a los connacionales seguirán de manera normal, pues “la visa que otorga el gobierno norteamericano dice muy claro: (las revisiones) dependen de la voluntad y el agente que le toque en ese momento”.
Asimismo, explicó que la población con la que se podrían complicar las cosas es con los indocumentados, pues habrá tolerancia cero. Y en este punto aclara que el 80% de ellos tiene antecedentes de tipo administrativo y no de delincuencia, como lo han señalado.
En este punto, Íñiguez Ramos aclaró que la forma más fácil de ser señalado en el territorio americano es por estas faltas, por lo que hizo un llamado a ser mejores ciudadanos y evitar caer en faltas que puedan complicar su estadía.
“Yo creo que es donde tienen que tener mucho cuidado. No hay que pasarse altos, manejar en estado de ebriedad o tener problemas intrafamiliares, porque la gente le llama a la policía. Hay que ser mejores ciudadanos en Estados Unidos, es el mejor consejo”, apuntó.
A su vez, la psicóloga de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Mariana Montero y López Lena, consideró que la situación que se vive entre algunos de los mexicanos que van a viajar o recibir a familiares que residen en el país vecino es conocida como reactancia.
“Es mucho más emocional que razonada. Cuando ves y analizas las cosas entonces puedes ver la factibilidad de que ocurra, en esta situación la gente está experimentando cierta ansiedad, porque no entiende muy bien las cosas y reacciona de forma visceral desde su intuición”, expuso.
En entrevista con Publimetro, la especialista mencionó que ante la posible aplicación de las “amenazas” del nuevo presidente, lo mejor que pueden hacer los paisanos es ir a los consulados, enterarse más, tomar precauciones adecuadas, venir a México y preguntar cuáles serán las medidas de cuidado.
Además, Montero López y Lena recomendó prever las debidas técnicas de protección que pueden tener porque, dice, “si nada más están alucinando desde su perspectiva, que es limitada” entonces es claro que serán presas del miedo.
“(Es recomendable) que busquen información real, no la que le dé el compadre o el amigo del vecino, que eso es a lo que tiende mucho la gente latina en Estados Unidos: confían mucho más en lo que escuchan de conocidos que en las autoridades de sus propios países”, explicó.
La también investigadora en el posgrado de la Facultad de Psicología dijo que esta situación de “acabar con el sueño americano” debe tomarse como una oportunidad para que el gobierno mexicano mejore las condiciones laborales y los espacios de trabajo a nuestros connacionales.
“A veces no es lo mejor quedarse allá porque hay hasta tres familias que viven sólo en un departamento. Las condiciones son difíciles, pero las autoridades tienen una visión miope y tenemos este círculo vicioso. El punto es mantener la confianza en nuestro trabajo y la persistencia de salvaguardarnos a nosotros y a nuestra familia. Hagamos las cosas legales, hay trabajo en México, pero hay que presionar a las autoridades para que abran más fuentes de empleo”, aseguró.

 

Frase:
“Hay trabajo en México, pero hay que presionar para que abran más fuentes de empleo”.
Mariana Montero y López Lena, psicóloga de la UNAM.

 

Análisis:
Martín íñiguez, especialista en temas migratorios internacionales de la Universidad Iberoamericana.

 

¿Existe peligro de que se vuelva más grande el mercado de cruces ilegales para indocumentados?
– Ya existe, pero ya no son polleros, ahora quienes operan en las fronteras son los del crimen organizado.

 

¿Cuánto es el cobro promedio?
– Un cruce hacia la frontera, lo más barato, es de mil 500 dólares, pero podemos hablar de hasta cinco mil dólares por persona. Esta cantidad sólo es el cruce fronterizo, no te hablo del trayecto de Michoacán a Estados Unidos o de Chiapas, ni del caso de Centroamericanos. Esa es la cuota para los mexicanos.

 

¿Cuál es la derrama de este mercado?
– 10 mil millones de dólares deja este tipo de negocio para el crimen organizado de Estados Unidos y México. Porque queda claro que no solamente gana la gente que cruza a las personas, sino quienes los dejan pasar en Estados Unidos. Éste es el gran problema que hay de trasfondo, que es un gran negocio y será difícil acabarlo de tajo.

 

Cifras:
12 millones de mexicanos viven en EUA
5 millones de ellos tienen documentos
7 millones se encuentran en calidad de indocumentados

 

TE RECOMENDAMOS:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo