Ex Caballeros Templarios secuestraron a cinco policías de Aquila, denuncia alcalde

La Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán reforzó la presencia en la zona a raíz del suceso y se implementó un operativo de búsqueda

Por EFE

Cinco policías del municipio indígena náhuatl de Aquila,  Michoacán, fueron secuestrados por presuntos sicarios que buscan retomar el control del tráfico de drogas en la costa del pacífico, informaron este lunes las autoridades.

José Luis Arteaga, alcalde de Aquila, denunció de forma oficial la desaparición de los indígenas ante la Fiscalía del Estado.

Acusó como responsable del plagio al grupo de narcotraficantes que encabeza Jesús Cruz Birrueta, El Chuy Playas, y Fernando Cruz Tena, El Tena, ex integrantes del cártel de Los Caballeros Templarios.

Arteaga reveló que los cinco uniformados fueron sorprendidos a este domingo a las 03:30 horas en la base policial de la comunidad de Tizupan por un comando armado que portaba uniformes de camuflaje y dos camionetas similares a las de la Secretaría de Marina (Semar).

La base se ubica sobre la carretera federal 200, que une las ciudades portuarias Lázaro Cárdenas y Manzanillo.

El alcalde reveló que a las 10:00 y a las 17:00 horas, presuntos sicarios se comunicaron a una caseta telefónica del poblado de San Pedro Naranjestil, donde exigieron la salida de la Policía Municipal de Tizupan como condición para no ejecutar a los cinco secuestrados.

El secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Juan Bernardo Corona, informó que en un primer momento el Gobierno de Michoacán buscó a los cinco policías en cuarteles de la Semar, de la Policía Federal y del Ejército Mexicano ante la posibilidad de que hubieran sido detenidos.

Sin embargo, las tres corporaciones no tenían registro de un operativo en Tizupan.

La Red de Derechos Humanos Todos los derechos para todas y todos, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas y el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, entre otras entidades, lanzaron hoy un enérgico llamado a los Gobiernos federal y estatal para implementar un operativo especial de búsqueda de los uniformados.

Estas organizaciones civiles denunciaron la posibilidad de que el suceso se tratara de una desaparición forzada ejecutado por marinos, quienes habrían arrestado a los policías para entregarlos al crimen organizado.

En un boletín, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán anunció que a raíz del suceso ha reforzado la seguridad en la región e implementado un operativo de búsqueda.

Loading...
Revisa el siguiente artículo