Medicamento caduco, pudo aplicarse a orangután Jambi

La Profepa no ha concluido si el primate murió producto de una negligencia

Por Oscar Santillán

La causas del fallecimiento del orangután Jambi, quien habitaba el Zoológico de Chapultepec, en lugar de esclarecerse generan más dudas: ahora, por los fármacos caducos encontrados en dicho Zoológico, todo esto a dos años del suceso.

De acuerdo con el Acta de Inspección al Zoológico de Chapultepec N0.PFPA/4.3/2C.27.3/0009/16, del cual Publimetro obtuvo copia vía transparencia, durante la visita realizada el 3 de mayo de 2016 (nueve meses después de la muerte de Jambi), la Profepa detectó que 21 medicamentos estaban caducos, de los cuales, al menos uno fue una sustancia que se dio como tratamiento al orangután.

Se trata de la butilhioscina, que caducó en 2015, fármaco que según el historial clínico de Jambi se suministró el 15, 17, 21 y 22 de julio de dicho año, días en los que el primate cursó un proceso de leptospirosis aguda, según concluyó la Sedema.

Sin embargo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) desconoce si ese medicamento caduco fue utilizado en intervenciones quirúrgicas o si se aplicaron en Jambi o en otros animales que habitan el Zoológico de Chapultepec, a pesar de que en la visita se les mostró la bitácora de control de los diversos fármacos utilizados por los médicos veterinarios.

Pero asentó, en el acta de inspección, que los medicamentos caducos –entre ellos la butilhioscina- no se encontraban separados del resto de fármacos de la Farmacia del Hospital Veterinario del Zoo de Chapultepec.

“Dichos fármacos se encontraron en las vitrinas y/o anaqueles distribuidos donde se encuentran los demás fármacos que aún no caducan”.

“La C –se omite el nombre por protección de los datos personales– encargada de la Farmacia del Hospital Veterinario, nos refiere que las únicas personas que tiene acceso a los fármacos y/o medicamentos, son los médicos responsables de cada bioma, incluido el jefe de médicos que los coordina”, se lee.

No obstante, hasta la fecha la Profepa no ha determinado si el orangután falleció producto de una negligencia.

Pero sí sancionó al Zoológico con 255 mil 640 pesos tras acreditar que en el área de preparación y de alimentos existía una gran cantidad de excretas de roedores, según informó el pasado 27 de enero de 2017 a través de un comunicado.

En el cual además concluyó que no pudo determinar que las autoridades del Zoológico sean responsables de la muerte del gorila Bantú, quien falleció el 7 de julio de 2016 durante su traslado al Zoológico de Guadalajara.

Medicamentos caducos

Médicos veterinarios consultados por Publimetro expusieron que el problema de consumir medicamentos caducos es que su efectividad disminuye.

Además señalaron que siempre que se detectan, éstos deben separarse del resto de fármacos.

Aunado a que el artículo 233 de la Ley General de Salud prohíbe la venta y suministro de medicamentos con fecha de caducidad vencida y estipula una sanción de 6 mil a 12 mil veces el salario mínimo general diario vigente.

Necesario investigar

Marielena Hoyo Bastien, ex directora del Zoológico de Chapultepec, señaló que es inadmisible que se hayan mantenido medicamentos caducos junto a los que aún seguían vigentes.

“No es correcto mantener al acceso los medicamentos caducos, debieron retirarse e inmediatamente haber enviado la solicitud de baja, porque cuando se tiene una emergencia difícilmente se fijan en la caducidad”, agregó.

Por ello Bastien, quien cuidó a Jambi durante siete años, resaltó que es necesario que se investiguen las causas de la muerte del orangután Jambi para descartar si se cometió una negligencia.

“(Pudo ser) Una omisión que podría crear mayores problemas, primeramente en un animal al que nunca le atinaron lo que tenía sino hasta muerto. Con esto no sabemos si además el medicamento usado era caduco, o sea, con menor efecto”, puntualizó.

Leptospirosis aguda

La Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema) concluyó – tras una solicitud de información presentada vía Infomex- que el primate Jambi murió producto de una leptospirosis aguda, padecimiento que se transmite a través de roedores o de la fauna silvestre libre que habita en el Bosque de Chapultepec.

Y precisamente tras la inspección al Zoológico, la Profepa señaló que se encontró en el área de alimentos y bodegas excretas de roedores.

“En el área de tolvas, se almacenan diversos alimentos (…) en esta área se detectó una gran cantidad de excrementos de roedores, así como la presencia de deyecciones (heces) de pájaros, mismos que se pudieron visualizar que entraban y salían del almacén”.

“Al momento de dar el recorrido por esta parte de la bodega, se encontraron cúmulos de excremento de roedores lo cual puede contaminar la comida, asimismo se observó que para esta área de almacén solo cuentan con dos trampas para control de roedores y un cebo”, se lee en la acta.

Incluso, la Profesa detectó que las lámparas que iluminaban la bodega carecían de protección y señalaron que en caso de romperse podrían contaminar el alimento.

DATO

24 de julio de 2015 falleció el orangután Jambi, el primer gran primate muerto en el Zoológico de Chapultepec; le siguió el chimpancé Lio y el gorila Bantú

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo