Rosario Yudith: el feminicidio de una madre de 18 años

Fue abandonada junto a su bebé de 15 días junto a las vías de un tren; el responsable sigue prófugo y no hay orden de aprehensión.

Por VICE
Foto: Vice
Rosario Yudith: el feminicidio de una madre de 18 años

La vida de Rosalba Real cambió en agosto de 2017, cuando Rosario Yudith, su hija mayor, fue encontrada muerta tras haberse reunido con su esposo Manuel de Jesús Álvarez. Haydee me contactó por Facebook para contarme sobre la muerta de su hija. Después conversamos por teléfono, donde me platicó el caso detalladamente.

Rosario Yudith nació el 21 de febrero de 1999. Tenía 18 años y dos hijos —Diego, de un año, y Gerardo, de 15 días de edad—. Vivía en Los Mochis, Sinaloa, con su mamá y sus dos hermanos, de 14 y 12 años, a quienes ayudaba a cuidar. Su esposo, Manuel, trabajaba en Chihuahua. Haydee me explicó que el 13 de agosto Rosario peleó por teléfono con Manuel. Ella, al enterarse, le hizo saber a su hija que no estaba sola: “Le pedí que no se pusiera afligida, que yo estaba con ella”, me contó la madre. "Él me contactó. Me dijo que ya no quería estar con ella. Yo le dije que estaba bien, que yo la cuidaría”.

El 14 de agosto Haydee salió de casa rumbo a su trabajo en una tienda departamental. Rosario se quedó en casa con sus niños. Ese día recibió llamadas y mensajes a su celular. Era Manuel de Jesús. Después de hablar por teléfono quedaron de reunirse. Más tarde, Rosario se comunicó con Haydee y le dijo que estaba en camino a Témoris, Chihuahua, para encontrarse con su esposo. Se llevó a sus hijos con ella.

La mañana del 15 de agosto Rosario se volvió a comunicar con su mamá para hacerle saber que Manuel de Jesús la estaba golpeando. Haydee me contó que por el teléfono escuchó los golpes, los gritos de auxilio. Cuando intentó pedir ayuda le preguntaron dónde estaba su hija, pero ella no sabía en qué parte de la Sierra de Chihuahua se encontraba.

Sin justicia

Ese día por la tarde, Haydee recibió una llamada anónima para decirle que su hija estaba muerta. El cuerpo de Rosario había sido dejado sobre las vías del tren con la intención de que fuera arrollado. Sin embargo, según me contó la madre de Rosario, ese día el tren no pudo pasar por el mal clima.

Cuando Rosario fue encontrada, su bebé de apenas 15 días de nacido estaba a su lado. “Él lo dejó con toda la intención de que también muriera”, me detalló Haydee. El bebé fue rescatado por una mujer que lo llevó al DIF de Chihuahua. Días después fue entregado a la familia materna. A Diego, el mayor, se lo había llevado Manuel de Jesús. El pequeño fue dejado en manos de su familia paterna, quienes posteriormente lo entregaron a su familia materna.

A sus 18 años, Rosario ya tenía dos hijos pequeños. Ahora es Haydee —de 32 años— quien además de cuidar a sus dos hijos, debe cuidar de sus nietos. Hoy Manuel de Jesús está prófugo. No hay orden de aprensión, por lo que solo es sospechoso. Tanto las autoridades de Chihuahua como las de Sinaloa le han dicho a Haydee que no hay avances en la investigación. “Somos pobres. Si no tenemos con qué pagar, la justicia no llegará”, increpó Haydee cuando hablamos.

Luego de cinco días el cuerpo de Rosario fue devuelto a Sinaloa para ser sepultado. La voz de Haydee se quebró al contarme: “ni siquiera la pude ver por el estado de descomposición que tenía. Si acaso diez minutos estuvo el ataúd de mi niña con nosotros”. En un momento de nuestra conversación Haydee me dijo que el dolor no se va, que se quedó ahí enquistado.

LEE LA HISTORIA COMPLETA EN VICE 

LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO TV

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo