Alerta sísmica de Navidad se activó por pronóstico de terromoto

Esta martes un sismo con magnitud 5.0 al este de Acapulco activó la alerta sísmica en la Ciudad de México ¿Entérate por qué?

Por Miguel Ángel Bravo

Esta Navidad el miedo regresó a los capitalinos al escuchar la alerta sísmica a tres meses del terremoto del 19 de septiembre.

Sin embargo, el pánico se difuminó cuando se dio a conocer que el sismo que se registró fue solamente de 5.0 grados y que no generó daño alguno.

Aunque la alerta sísmica está configurada para activarse al presentarse un sismo mayor de 5.5 grados, ayer lo que preocupó a los sismólogos no fue la magnitud sino su epicentro.

El movimiento telúrico se generó a sólo siete kilómetros al este de Acapulco, una zona conocida como la Brecha de Guerrero y de la cual los científicos esperan un sismo de gran magnitud pues no se ha presentado uno desde 1911.

Brecha Foto: Captura

La Brecha de Guerrero se ubica entre Acapulco y Papanoa, se cree que ésta guarda gran energía sísmica para generar un fuerte movimiento pues en esa área se encuentra la subducción (hundimiento) de la Placa de Cocos con la Placa de Norteamérica.

Además, al estar a sólo 300 kilómetros de la capital del país, un terremoto en esta zona podría ser desastroso pues sólo tardaría un minuto en ser percibido en la Ciudad de México y Puebla, 17 minutos en Chilpancingo y 70 segundos en Oaxaca.

Es por esta razón que al presentarse el temblor este martes se activó la alerta porque según los sismólogos se esperaba un movimiento de alta magnitud.

Asimismo, esta zona es una de las más vigiladas con sensores sísmicos en el país por lo que al comenzarse el movimiento telúrico se activaron las alarmas.

Los sismos que ocurran en la Brecha de Guerrero son una de las principales prioridades para alertar a la Ciudad de México según el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano (SASMEX).

También puedes leer:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo