No existen reportes sobre infiltraciones al narco: Cisen

El Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) se dedica a tareas de inteligencia estratégica, según un ex titular

Por Oscar Santillán

La infiltración para combatir a los cárteles de la droga es inexistente, al menos desde el órgano de inteligencia del Estado mexicano.

Y es que el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) no cuenta con el dato de cuántas infiltraciones ha realizado, de 2006 a 2017, a grupos del narcotráfico, según respondió a una solicitud de información elaborada por Publimetro.

De hecho, en dos ocasiones declaró la inexistencia de la información, luego de que esta casa editorial apelara la respuesta por medio de un recurso de revisión interpuesto por medio de la Ley de Transparencia.

“Al ser la inteligencia una actividad permanente y dinámica que busca generar conocimiento para la toma de decisiones en materia de seguridad nacional, es un elemento que no se puede cuantificar o medir”, justificó el Cisen.

En consecuencia el órgano de inteligencia declaró inexistente la información, ya que tras una “búsqueda exhaustiva” no halló un documento que contenga lo solicitado por esta casa editorial.

Posteriormente Publimetro presentó un recurso de revisión ante el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) el cual fue admitido a trámite.

Por lo que el Cisen realizó una “segunda busqueda exhaustiva” luego de la cual resolvió que la información del número de infiltraciones no es necesaria para el ejercicio de las atribuciones del Centro de Investigación y Seguridad Nacional.

“La estadística requerida no es un dato que por ley este desconcentrado deba generar, debido a que no está previsto en la Ley de Seguridad Nacional”, precisó el Cisen.

No es tarea del Cisen: ex director

Guillermo Valdés Castellanos, ex director general del Cisen durante la presidencia de Felipe Calderón, recordó que el órgano de inteligencia del Estado mexicano tiene como antecedente la Dirección Federal de Seguridad (DFS), la cual acabó corrompida por el crimen organizado.

Por lo que al crearse el Cisen, dijo, se le desvinculó de dichas tareas; no obstante, señaló, la intervención del Centro en estas labores depende de la decisión del presidente.

“Si el presidente lo decidiera y se capacitara a la gente, pero es un debate interno que se habría de hacer en el Consejo de Seguridad Nacional respecto a si es conveniente que el Cisen entre a ese tipo de proyectos; no es fácil decidirlo”, respondió en entrevista.

Señaló que cuando estuvo al frente del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, la dependencia se encargó de realizar la inteligencia estratégica que comprende el definir cómo combatir al crimen organizado.

“Es decir, si es mejor capturar capos o si se combate por la vía del lavado de dinero, a qué organización primero, la relación con Estados Unidos, la colaboración con otros países , las grandes visiones, no andar persiguiendo al Chapo o al Mencho. Eso le corresponde a la inteligencia táctica y operativa que es responsabilidad tanto de la Policía Federal, como del Ejército y la Marina”, detalló.

Reconoció que incluso la visión generalizada ubica al Cisen como un órgano de espionaje.

“Incluso dentro del Gobierno. A veces preguntaban el por qué no se detenía al Chapo y algunos militares respondían: ‘es que el Cisen no nos dice dónde está’, como si fuera nuestra tarea. Es una imagen muy difundida que no correspone con la realidad”.

Ante el cuestionamiento de por qué la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) ha realizado acciones de infiltraciones mientras que el Cisen no, Valdés respondió que por ello la División de Crimen Organizado de la Policía Federal, es la que probablemente hace ese tipo de acciones.

Sin soporte jurídico para actuar

En tanto, Javier Oliva, especialista en seguridad nacional indicó que si bien al Cisen no le compete infiltrase en grupos del narcotráfico, ante la amenaza a la seguridad nacional que representan algunos cárteles podría destinársele a dichas labores; sin embargo, precisó, no hay un soporte jurídico que sostenga esas acciones.

“Si se revisa el Programa para la Seguridad Nacional 2014-2018, no aparece el crimen organizado como prioridad, porque se discutió en su momento que no era labor de seguridad nacional atender la problemática que corresponde estrictamente a la seguridad pública”.

“Claro que el crimen organizado es un problema de carácter nacional, pero dónde está reconocido si ni quisiera en el Plan de Seguridad está contemplado”, apuntó.

Un dato:

11 años de combate frontal al narcotráfico lleva el Estado mexicano.

También puedes leer:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo