Madres emprendedoras que inspiran

Ambas tareas son difíciles y hacerlas al mismo tiempo es un desafío. Claudia de Heredia, de Kichink, y Guadalupe Latapi, de Aires de Campo, cuentan su experiencia

Por Diego Rammsy

Las madres lo saben. Son dos tareas que pueden ser titánicas porque consumen la totalidad de tu atención y tu tiempo. Ser emprendedora, por un lado, te involucra en un trabajo de manera mucho más personal, ya que estás a bordo de un proyecto propio que requiere toda tu energía y su éxito o fracaso puede depender de ti. Por otro lado, está la maternidad, con todas las tareas que implica, los desvelos, la lactancia, la educación, la logística familiar, es toda una misión ardua.

Sin embargo, ambas cosas no son incompatibles y madres con actitud que pueden dar testimonio, existen. Ejemplo de ello con Claudia de Heredia, de la plataforma de comercio electrónico Kichink, y Guadalupe Latapi, de la empresa alimentaria Aires de Campo, cuya visión resume como: “trabajar con productores mexicanos y desarrollar el campo nacional. Si bien lo más fácil hace 15 años hubiese sido importar todo, nuestra filosofía es diferente y nos enfocamos en el producto orgánico aunque falta muchísimo desarrollo porque para productos transformados cada vez hay más demanda”.

Claudia de Heredia señala que en Kichink: “La filosofía ha sido democratizar el comercio electrónico para que esté disponible para todos y también quitar a los intermediarios del camino para que los productores reciban un trato justo”.

¿Cómo les ha impactado el hecho de ser mujer en su trabajo?

— Guadalupe: Me ha favorecido porque con la gente que he trabajado he hecho grandes amigos. Nunca he tenido ningún problema por ser mujer aunque se sorprenden de verme en medio de la sierra de Oaxaca o buscando lentejas en Michoacán. Ser mujer nunca me ha limitado en absolutamente nada, al contrario, me ha ayudado, porque puedes también tomar ventaja de eso.

— Claudia: Yo coincido, para mí el hecho de ser mujer me ha abierto muchas más puertas. No es una limitante sino que es una herramienta más, una ventaja.

¿Cómo afrontaron el ser madres?

— C: Estoy criando a tres hijos y tengo que integrar la educación también a mi trabajo. Mi hija más grande tiene cuatro años y el más chiquito un año y medio y no he muerto en el intento pero es algo que se supera con mucha ayuda porque el detrás de cámaras de las mamás es que vivimos en una cultura muy aislante. A veces se siente como algo muy solitario y muy difícil pero te tienes que hacer de una tribu de mujeres para sobrevivir, platicar y sostenerte para compartir todas tus penas y alegrías por eso lo que más valoro es todas las personas que me rodean. Quitarme las expectativas y vivir el día a día con cada uno de mis hijos es lo que me ha llevado a disfrutar este tapa y me encanta.

— G: Al ser emprendedora trabajas para recibir un sueldo y hay que aceptar que no eres la súper mujer y abrirse a la ayuda de amigas y familia. Y esa ayuda es lo que me ha permitido a mí tener un balance entre mi vida familiar y profesional porque nunca pasó por mi cabeza la idea de dejar de trabajar. Tener un hijo evidentemente te cambia la vida y ojalá viniera con un manual, por eso hay que tenerlos con responsabilidad con lo que conlleva y el tiempo que hay que invertirles porque si no tienes una mamá feliz para qué quieres pasar por esa experiencia.

¿Cómo se puede equilibrar trabajo y maternidad?

— G: Creo que para la mujer que trabaja es importante nunca dejar de motivarla y entiendo también la frustración de muchas que no trabajaron y tuvieron hijos y quieren regresar a trabajar pero les cuesta mucho y ahí es donde yo les digo que usen su empoderamiento porque como madre usas más logística, que cualquier egresado, organizando a tus hijos. Además cuando uno es emprendedor tiene un proyecto fijo en la cabeza trabaja 24/7 y platica del mismo tema todo el día y ahí tienes que aprender a tener un balance con la gente que te rodea porque no puede todo ser sobre tu proyecto y eso me costó trabajo entenderlo.

— C: Parte del empoderamiento y de ser madres es estar bien paradaa para poder entregar un ejemplo porque lo que necesitamos son roll models, ser papá o ser mamá no te quita sino más bien te va sumando.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo