Planea tus finanzas para la maternidad

Se trata de una de las etapas más hermosas de la vida, lo que no quiere decir que sea fácil. Hay mucho estrés y cansancio y llevar tus finanzas en orden puede alivianarte la tarea

Por Publimetro

La noticia de la maternidad que se aproxima conlleva  un torbellino de emociones y pensamientos. Es una etapa intensa, inolvidable, hermosa, agotadora y estresante.

Si te encuentras en esta situación, si ves venir a tu hijo o hija en sólo unos meses o unas semanas, si ya estás planeando la llegada de este nuevo ser al mundo y a tu vida, mientras más preocupaciones puedas resolver y te sientas más tranquila, mejor.

El aspecto financiero no es menor, ya que tendrás muchos gastos durante el embarazo, en el parto y después también, así que planificar la maternidad es muy recomendable.

Si vamos a los números, por ejemplo, tan sólo los exámenes médicos durante los nueve meses de embarazo tienen un costo aproximado de siete mil pesos, más las consultas ginecológicas que puedes encontrar, que van desde 350 hasta mil pesos, según datos aportados por la Profeco. A esto se suma el parto, que si es natural oscila entre los 15 mil y 30 mil pesos; si es cesárea aumenta aproximadamente de 20 mil a 47 mil, según ha publicado la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Los costos post parto no son menores y es mejor considerarlos.  El costo de los productos para el cuidado básico del bebé oscila entre los 14 mil hasta más de 60 mil pesos, considerando pañales, artículos de higiene, chupón, muebles y carriola, entre otros.

De acuerdo con datos de Condusef, el gasto promedio antes, durante y después del embarazo está por arriba de los 148 mil pesos.

Tips para planear tus finanzas en la maternidad

Los especialistas de Scotiabank nos entregan una lista de recomendaciones para que tus cuentas estén en orden en esta etapa.

  1. Haz un presupuesto detallado de todas las necesidades del bebé. Considera lo más funcional y práctico, recuerda que un bebé crece muy rápido y dejará casi sin usar muchas cosas, sobre todo ropa, que en el futuro no son fundamentales para su desarrollo.
  2. Abre una cuenta de ahorro. Si todavía no tienes este hábito y estás en planes de ser mamá, abrir una cuenta bancaria será muy útil para cuando tengas que recibir al bebé. Puedes destinar un porcentaje de tu sueldo a este ítem e, incluso, para facilitarte la tarea, revisa alguna opción en la que puedas traspasar automáticamente el monto que definas de tu cuenta eje a un producto de ahorro.
  3. No limites tus gastos de antes, piénsalos mejor. Las salidas al cine o con tus amigos tal vez tendrán que reducirse de dos o tres a una al mes, pero puedes convocar o ver películas en tu casa y pasarla igual de bien.
  4. No temas preguntar y compara. Para cualquier gasto, considera siempre preguntar los detalles de lo que estás adquiriendo y no te quedes sólo con una opción, compara para saber qué es lo que más te conviene. Por ejemplo, hay hospitales que tienen paquetes para parto que incluyen gastos como exámenes médicos, sin duda encontrar lo que se adecue mejor a tu presupuesto es lo ideal.
  5. Conviértete en amiga del banco. Para estos momentos, los productos financieros pueden convertirse en tus mejores amigos. En préstamos personales, por ejemplo, busca aquellos con pagos fijos, que no te cobren comisiones por apertura o fíjate en tarjetas de crédito con las que acumules puntos que realmente puedas utilizar como beneficios, o con las que puedas hacer compras en línea, porque una de las cosas que necesitarás será practicidad en tu nuevo estilo de vida.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo