Recompensa, clave para captura del asesino de Ana Lizbeth 

El presunto homicida fue elemento de la policía municipal de Monterey; en 2014 también se emitió una ficha para su captura por una agresión sexual

Por Aracely Chantaka Lucio

La carrera delictiva de Juan Fernando (N), el presunto asesino de la niña Ana Lizbeth Polina Ramírez, inició hace varios años y estuvo marcada por su tendencia a la agresión sexual hacia los menores.

Desde el 2014 tenía pendiente por ejecutar una orden de aprehensión por violación. La menor de 8 años fue otra más de las víctimas del ex elemento policiaco.

En rueda de prensa, autoridades de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, confirmaron la mañana de este jueves la captura del presunto homicida, cuya “cabeza” tenía un precio de 500 mil pesos, que fueron suficientes para seducir a un ciudadano a denunciar el lugar en que estaba el supuesto agresor.

En un operativo de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) se logró la captura del hombre de 37 años, quien en el pasado se desempeñó como elemento policiaco y tiene un familiar dentro de la propia Fiscalía estatal.

Te puede interesar: Hallan sin vida en Nuevo León a Ana Lizbeth, niña raptada el domingo

“Esta persona estaba en una tienda de conveniencia, ubicada sobre Bulevar Díaz Ordaz en el municipio de Santa Catarina”, mencionó Esteban Cantú, director de la AEI.

Contó que prácticamente estaba sentado debajo de un árbol cuando fue localizado por los agentes que siguieron la pista que les dio un ciudadano.

El denunciante recibirá el medio millón de recompensa que se ofreció la noche anterior por información que permitiera la ubicación del presunto y su eventual captura.

Los hechos

La tarde del domingo la menor, conocida con el nombre cariñoso de Anita, acompañó a su mamá al trabajo en la parada de la ruta de camiones 527 y, en algún momento, el supuesto agresor se la llevó.

Su rostro fue captado por una cámara de seguridad y el mismo fue difundido a la par de la alerta Amber que emitió la Fiscalía hasta la mañana del lunes.

Sin embargo, la tarde del martes se divulgó la noticia de que el cuerpo de la menor había sido localizado a tan sólo 500 metros del sitio en donde fue vista con vida la última vez.

La noche del miércoles, la Fiscalía ofreció una rueda de prensa para confirmar que el cuerpo encontrado era el de Anita y detalló que murió de asfixia por sofocación. 

También se dio a conocer la recompensa de 500 mil pesos por datos para ubicar el paradero del sujeto.

En redes sociales comenzó a manejarse que Juan Fernando (N) había sido elemento policiaco y que tenía familiares en una corporación.

Versión que tras su detención fue confirmada por las autoridades. Se sabe que fue policía de Monterrey, hace 18 años, y que tiene una familiar en la Fiscalía.

“Efectivamente esta persona tiene parentesco con una persona de la institución. Esa persona ha sido entrevista por el Ministerio Público; ha colaborado y no encontramos hasta el momento ningún dato que revele su participación en el evento”, sostuvo Luis Enrique Orozco, vicefiscal de Ministerios Públicos.

Sobre los motivos porque no se había dado una captura con las órdenes de aprehensión pendientes, se dijo que porque no había sido ubicado.

“Teníamos indicios que salía constantemente de la ciudad, del estado”, reveló Cantú.

Tenía dos órdenes de aprehensión más por delitos de la misma índole.

Trascendió una ficha de búsqueda en la que se ofrecía una recompensa de 275 mil pesos en 2014, tras la agresión en contra de una menor.

De manera extraoficial se dio a conocer que su parentesco es con el agente del Ministerio Público Víctor Alfonso Ruiz Ramos, quien es su hermano.

VIDEO RECOMENDADO EN PUBLIMETRO TV: 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo