Bronco confiesa amenazas del narco por cierre del Penal del Topo

El Bronco aseguró que ha recibido mensajes que no son agradables y que no puede ir ni al cine porque puede poner en riesgo a sus acompañantes

Por Aracely Chantaka Lucio

La decisión de cerrar el Penal del Topo Chico le ha costado al gobernador del estado, Jaime Rodríguez Calderón, amenazas del crimen organizado al punto que, confió, ya no puede ni acudir al cine porque pondría en riesgo a las personas que lo acompañan.

El mandatario estatal encabezó la ceremonia del “Cierre de Operaciones del Topo Chico”, que se celebró la mañana de este lunes ante autoridades, invitados especiales y los últimos 150 reos que fueron traslados hacia el Penal de Apodaca.

En un extenso discurso de más de 30 minutos, el Bronco destacó que el tema de la violencia y maldad es muy complicado por lo que pidió generar buena vibra para que salgan bien las cosas.

“Yo no puedo ir al cine porque a la mejor alguien está enojado conmigo; ustedes sí pueden al cine, yo no puedo ir a muchos lugares porque arriesgo a los que van conmigo”, manifestó

Dijo que el problema es que tomó la decisión del cierre del centro penitenciario.

“Y sé que a muchos les va a molestar y sé que a muchos les está molestando. Recibo muchos mensajes, muchos no agradables, que no los digo para no preocupar a nadie, pero todos los días, cada rato, porque tomé esta decisión”, expuso.

El mandatario estatal afirmó que el crimen organizado se molestó porque  afectó sus intereses.

“Le quitamos a la delincuencia organizada una gran cantidad de ingresos; millones de pesos y eso no es sencillo”, sostuvo.

Remarcó que nada más él le entró al tema del control penitenciario porque otras administraciones evadieron la responsabilidad.

“No es sencillo por eso los gobernantes decían: que lo resuelva el que sigue, que lo resuelva el que sigue, pero bueno me tocó y tomé la decisión lo hice pensando en que aquí seguiré viviendo, que aquí mis hijos van a crecer”, sostuvo el mandatario estatal.

Eduardo Guerrero Durán, asesor de seguridad penitenciaria del Gobierno estatal desde noviembre del 2018 recalcó que el Penal del Topo Chico se cerró por inoperable no por ingobernable.

Sin embargo, destacó que este 30 de septiembre es un día histórico para todo el sistema penitenciario mexicano porque representa el triunfo del orden sobre la anarquía y de la paz sobre la violencia.

“El penal del Topo Chico encierra un sus muros una gran cantidad de historias muchas de ellas que se convirtieron en episodios muy dolorosos y trágicos”, recordó.

Resaltó la voluntad política del gobernador de cerrar el penal.

“Estos son temas muy difíciles para los gobernadores son temas que no dejan votos, son temas que llevan riesgos para usted y su familia. De verdad le reconozco la valentía que ha tenido de tomar “el toro por los cuernos”, estableció.

En la ceremonia un reo también tomó la palabra y se trasmitieron dos videos con la historia del Penal.

Finalmente, de forma simbólica, el gobernador colocó un candado en uno de los accesos del centro penitenciario para dar por terminados 76 años de la historia de un penal marcado por la violencia.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo