Penal de Apodaca se ve rebasado por visitantes de reos

El estado señaló que tendrá que renovar la logística, para dar atención a los familiares de reos que van a visitarlos. Entre sábado y domingo sumaron 10 mil

Por Aracely Chantaca

Ante la reubicación de los reos del extinto Penal del Topo Chico en el de Apodaca y la forma exponencial en que ha crecido el número de familiares que asisten a la visita, el gobierno estatal admitió que tendrá que realizar un rediseño de logística.

Tan sólo durante este fin de semana, entre sábado y domingo, se recibieron a unas 10 mil personas, que formaron grandes filas sobre la carretera a Salinas Victoria.

Manuel González, secretario General de Gobierno informó que convocará, este martes, a una reunión con Administración Penitenciaria, Fuerza Civil y la Comisión Estatal de Derechos Humanos para organizar el tema de las visitas.

“Que podamos terminar de organizarnos para recibir lo que ha sucedido. Este es el primer fin de semana; un penal como este recibe cinco mil personas diarias, sábado y domingo”, detalló.

Añadió que en vista de esto se tiene que establecer un dispositivo especial de logística que permita la comodidad de los familiares en la visita.

“El número subió, la cantidad de visitas fue mucho mayor y consecuentemente lo que estamos haciendo es organizarnos. También esa reunión servirá para explicar la logística  y luego poder darla a conocer a los familiares”, estableció el funcionario estatal.

Añadió que cinco mil personas es demasiada gente y todos visitaron a sus familiares que están en el Penal, ahora designado Apodaca 1 y 2.

González detalló que hubo retraso en el acceso, este fin de semana.

“No se le niega de ninguna manera a nadie visitar a sus familiares”, precisó

El secretario General de Gobierno apuntó que no hay problemas de vigilancia porque el personal de trabajaba en el Penal del Topo Chico se reconcentró en Apodaca.

Indicó que también se tendrá que establecer una logística para que los PPLs (Personas Privadas de la Libertad) acudan a sus audiencias en Palacio de Justicia ya que antes lo hacían por el túnel que iba desde el Penal del Topo Chico.

“Al cerrarse el Penal los accesos por el túnel a la hora de las audiencias de los ciudadanos PPLs pues tenemos que adaptar la posibilidad de acceder al túnel directo a donde ellos vienen de su transporte para poder celebrar las audiencias”, explicó.

El Penal del Topo Chico fue cerrado el pasado 30 de septiembre después de 76 años de existencia y su población penitenciaria fue reubicada, mayormente, en el Penal de Apodaca.

En los años más álgidos de la violencia, el Penal del Topo Chico llegó a tener casi 6 mil internos. En los últimos tiempos su población era de 2 mil 782 presos.

El Penal de Apodaca tenía mil 600 internos, pero ahora el número se incrementó a 4 mil 382 con los nuevos “huéspedes” que recibió.

La queja de los familiares de internos, ahora que se realizó la reubicación, es que tuvieron que realizar filas de hasta cinco horas, ya que se formaron desde las 5:00 de la mañana y pasaron cerca de las 10:00 horas.

Otra molestia es el tiempo de traslado y el costo. Por ejemplo, una persona que reside en Cadereyta tiene que viajar hora y media, casi dos horas, al centro de Monterrey y de ahí, casi una hora, al Penal de Apodaca.

El costo del boleto de los autobuses de Cadereyta al centro es de 39 pesos y 12 del camión de ruta. Entre el pasaje de ida y vuelta el gasto aproximado es de 102 pesos.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo