Muestra extinto Penal del Topo Chico buena "cara"

Limpio y con espacios restringidos es así como el desaparecido Penal del Topo Chico recibió, este fin de semana, a cerca de 4 mil visitantes

Por Aracely Chantaka Lucio

Hasta este domingo, cerca de 4 mil personas han realizado la visita guiada por el interior del antiguo Penal del Topo Chico. En la mayoría de los casos, el sentimiento de sorpresa y dolor ha estado presente.

Las visitas arrancaron desde el viernes y hasta el momento son 3 mil 633 visitantes los que han recorrido el legendario ex centro penitenciario, que en su momento fue considerada la cárcel más violenta del país.

La entrada es gratuita y son 12 áreas las que se pueden visitar, entre las que están: la zona de ingreso, el Teatro Sigma, la cancha deportiva, los restaurantes, talleres, la iglesia, ambulatorios así como el altar a La Santa Muerte (al que se colocó una malla para evitar el ingreso de los más curiosos).

“Esto está impregnado de dolor y muerte”, dijo Francisca Salazar, quien participó en uno de los recorridos de este domingo.

El lugar está muy diferente a cuando estaban los internos  ya que se ha  realizado una limpieza profunda y huele a limpiador ya no a suciedad, rata, drenaje y muerte como antes.

La entrada es gratuita y tanto hombres como mujeres han llegado atraídos por la curiosidad de lo que albergaban esos altos muros y rejas.

El viernes acudieron 2 mil 043 visitantes, el sábado  616  y el domingo 974, informó Victoria Escamilla, vocera de Turismo.

Cerrado apenas el pasado 30 de septiembre, en su momento, el Penal del Topo Chico llegó a dar cabida a más de  6 mil internos, que vivían en medio de la suciedad y el hacinamiento así como los cobros y extorsiones, lo que hacía aún más complicada su vida.

El guía de Turismo que ofrece el recorrido, advierte de entrada, que es algo fuerte. También hace un recuento de los personajes famosos que estuvieron ahí como el doctor Alfredo Ballí Treviño, quien inspiró el célebre personaje de Hannibal Lecter al escritor Thomas Harris.

“¿Cómo podían vivir así?, esto es tan horrible”, señaló un hombre que se mostró conmovido por las condiciones en que se encontraban los reos.

El recorrido solo contempla 2 de las 10 hectáreas del ahora ex centro penitenciario, que fue inaugurado en 1943 y durante 76 años forjó su leyenda como uno de los más sanguinarios.  

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo