Contaminación visual satura a Monterrey

Monterrey ocupa el segundo lugar en contaminación visual entre todas las ciudades del país. Este tipo de contaminación genera estrés en la población

Por Aracely Chantaka Lucio

Mientras que todos hablan de la contaminación del aire pocos son los que ponen atención a otro tipo de contaminación: la visual, sin embargo, los panorámicos, mupis y pantallas electrónicas proliferan por doquier y saturan las principales vialidades de Monterrey y la zona metropolitana.

De acuerdo con la Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano la capital de nuestro estado es la segunda metrópoli con mayor contaminación visual, tan sólo detrás de la Ciudad de México, con 9 mil 760 anuncios publicitarios.

El censo del organismo arrojó  también que Guadalupe tenía, (con fecha al 2018), mil 520 anuncios, San Nicolás 652, Apodaca 556, San Pedro, 414, Santa Catarina 220 y Escobedo 156.

Las avenidas Gonzalitos, Constitución, Garza Sada y Fidel Velázquez, en Monterrey, se caracterizan por la saturación de publicidad tanto en las fachadas de edificios, panorámicos, mupis y en puentes peatonales.

En San Pedro, hace unos meses la administración del alcalde Miguel Treviño de Hoyos retiró cerca de 20 mupis, no obstante el problema de la contaminación visual no se  ha solucionado porque para donde quiera que se vea hay anuncios luminosos, panorámicos y lonas que cubren la fachada de edificios casi completos.

“El área metropolitana que habitamos es la segunda metrópoli después de la Ciudad de México, con mayor contaminación visual a nivel nacional. Dichos anuncios publicitarios se encuentran distribuidos en parabuses, mupis, panorámicos  y puentes peatonales”, dijo la legisladora local Esperanza Rodríguez.

La diputada solicitó enviar un exhorto a los presidentes municipales  del área metropolitana de Monterrey para que se den a la tarea de regular la cantidad de anuncios publicitarios “mupis”, que también afectan la movilidad de las personas.

Añadió que el problema de la contaminación visual es una alteración que puede afectar a todos.

“Puede afectar y obstaculizar a las personas en sus trayectos, problemas que por ley los municipios están facultados a regular”, sostuvo

Además de la contaminación visual que representan los mupis restan espacio a los peatones ya que están instalados sobre aceras y representan una verdadera invasión de las banquetas.

Según, la FRRPU la publicidad exterior ha crecido entre un 10 y 15%  cada año y en Nuevo León vale alrededor de 500 y mil millones de pesos anuales.

El mismo organismo destacó que este tipo de contaminación genera estrés por el bombardeo visual y provoca que se pierda el paisaje urbano.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo