logo

El gobernador electo de Nuevo León, Samuel García, informó que el Tribunal Estatal Electoral de Nuevo León (TEENL) desestimó los argumentos del Instituto Nacional Electoral (INE) sobre las multas millonarias que le impusieron debido a las menciones que hizo su esposa, Mariana Rodríguez, en sus redes sociales durante la campaña electoral y que a juicio del INE tuvieron que ser cobradas.

También puedes leer: Grupo Hi-Tec, la empresa que impulsa la industria metalmecánica en México

“Todas las impugnaciones, una de ellas es que Mariana me debía cobrar por sus historias en redes sociales, otra era por aportaciones ilegales a mi campaña y una tercera porque el Presidente violó la equidad de la contienda por hablar de la elección en una mañanera, todas fueran consideradas como infundadas y por ende se confirmó elección de Nuevo León en esta primera instancia”, dijo en un video en redes sociales acompañado de su esposa.

También dijo que lo más importante de este caso es lo refrente a la multa de 55 millones de pesos, la cual se le impuso porque el INE consideró que Mariana Rodríguez tuvo que haberle cobrado 28 millones por las menciones en sus redes sociales.

Ante esto, el tribunal estatal tomó como base el precedente de hace tres años cuando Samuel García se desempeñaba como senador y ocurrió algo similar, pero se determinó que al ser cónyuges no tenía que existir un pago de por medio.

“Lo más importante es el precedente que se deja: la institución del matrimonio, el intereses superior de la familia, la libertad de expresión y libre desarrollo de Mariana están por encima de cualquier ley electoral que pretenda cosificarla o restringirle sus derechos humanos.

“El Tribunal Electoral señala que la ley, el Código Civil de Nuevo León tiene la figura del matrimonio como la base de la familia, busca el apoyo permanente y constante de la pareja y no sólo eso, prohíbe que entre cónyuges nos cobremos servicios o asistencias”, añadió.

Mariana Rodríguez agradeció a las personas que estuvieron al pendiente de este caso, aunque reconoció que aún falta la última instancia.